¡Bienvenidos a Vida Cristiana!

Cuando una abeja pica libera veneno en las víctimas. Ahora la toxina en el veneno de abejas la está utilizando un grupo de investigadores de la Escuela de Medicina de la Washington University en St. Louis, Missouri, EE.UU., para matar células cancerosas. Los investigadores atan el mayor componente del veneno a una pequeña esfera que llaman nanobees (nano abejas).

En los ratones, el nanobee distribuye la toxina melitina a los tumores mientras protege otros tejidos del poder destructivo de las toxinas. Los tumores en los ratones se detuvieron o redujeron. La efectividad contra el cáncer del nanobee en los ratones aparece en la edición página web del Journal of Clinical Investigation.

"Los nanobees se plantan en la superficie de las células y depositan su carga de melitina que rápidamente se combina con las células objetivo", dijo el coautor el Dr. Samuel Wickline, quien dirige el Siteman Center of Cancer Nanotechnology Excellence en la Universidad de Washington.

La melitina es una pequeña proteína o peptídico que es fuertemente atraída a las membranas celulares lo hace que se formen poros que rompen células y las matan.

"La melitina ha llamado la atención de los investigadores porque en alta concentración puede destruir cualquier célula con la que entre en contacto, lo que hace que sea un antibacterial efectivo, un agente antifúngico y potencialmente un agente anticáncer", dijo el coautor el Dr. Paul Schlesinger, Ph.D., quien es profesor asociado de biología celular y fisiología. "Las células cancerosas pueden adaptarse y desarrollar resistencia en muchos agentes anticánceres que pueden alterar la función de los genes o que tienen como objetivo el ADN de las células, pero es difícil para las células darle la vuelta al mecanismo de aniquilación que usa la melatina."

Los científicos hicieron pruebas con los nanobees en dos clases de ratones con tumores cancerosos. A una raza de ratón se le implantaron células de cáncer del seno y al otro tumores de melanoma. Después de 4 o 5 inyecciones de la melatina por varios días, el crecimiento en el ratón con cáncer del seno se redujo en un 25 por ciento y el que tenía melanoma disminuyó en un 88 por ciento, comparado con tumores sin tratar.

Además, los investigadores también han desarrollado un método más específico, que consiste en poner agentes adicionales, para asegurarse que los nanobees se dirijan a los tumores y no a los tejidos saludables.

En general los resultados sugieren que los nanobees pueden no sólo reducir el crecimiento y tamaño de los tumores cancerosos establecidos sino que pueden actuar en etapas iniciales para prevenir que el cáncer se desarrolle.

Fuente: christianbreakingnews.com
Use Desktop Layout
VIDA CRISTIANA