Page 2 of 46

motherdaughterlaugh

Las mamás ocupadas son bilingües

Creo que las mamás comparten un lenguaje secreto también: el lenguaje de “ocupado”. Es nuestra propia forma de idioglosia. ¿No me cree? La próxima vez que corra hacia la tienda de comestibles y se tope con una amiga-mamá, la reto a usted a que tengan una conversación sin utilizar esa palabra con la letra “o”. Le apuesto un dólar a que va a decir "ocupada" más de una vez antes de haberse despedido. Read more: Las mamás ocupadas son bilingües

happinessl

La ruta hacia la felicidad pasa por el gozo

“Felicidad” es una palabra curiosa, especialmente en los círculos cristianos. Tiene mala reputación, ya que a menudo se le asocia con las circunstancias en vez de con la fe. Reconocidos escritores cristianos, como C. S. Lewis, hicieron grandes esfuerzos para diferenciar el gozo de la felicidad. El gozo, decía Lewis, es como experimentar un instante de cielo, como una vislumbre en la que las nubes retroceden y se abren durante medio segundo y nuestro corazón se expande para sentir a Dios. Es momentáneo y es grandioso. La felicidad, por otro lado, es pequeña y está asociada con las circunstancias aquí en la tierra. Read more: La ruta hacia la felicidad pasa por el gozo

sinpadre

Cirugía de la mente

En mi caminar con el Señor he descubierto que uno de los mayores obstáculos para mantener un estilo de vida puro, es mi propia mente. Si dejo de pensar en cosas que me acercan a Dios y persisto en tener una mentalidad negativa, fácilmente puedo sentir una lejanía en mi comunión con el Espíritu Santo. Hay un pasaje en Romanos 12:2 que he aprendido a atesorar en mi corazón y dice: « Read more: Cirugía de la mente

marriage

Mi esposo es mi prójimo

Mi esposo es el mayor de cuatro hijos varones; su mamá era ama de casa, y su padre, obrero. Yo soy hija única. Mi padre abandonó a mi madre cuando yo tenía dos años, dejándola como una madre soltera con un trabajo de mucha responsabilidad en el sector público. La casa de Keith era ruidosa, con frecuentes encuentros de lucha libre y puñetazos, algunos incluso involucrando bolas de billar. Mi casa era silenciosa. Yo solía jugar damas contra mí misma, y con frecuencia perdía. Read more: Mi esposo es mi prójimo

Use Desktop Layout
VIDA CRISTIANA