gods handDeseo mostrarte algunos atributos de Dios que al tenerlos conscientes cuando llega lo inesperado a nuestra vida nos sirven de referencia para mantener la calma y la confianza.

  1. Dios es siempre fiel

La fidelidad de Dios es muy grande.  Él es leal a lo que ha establecido con tu vida.  Si las promesas provienen de Dios, no debes dudar de que en su tiempo perfecto habrán de cumplirse. A veces confundimos infidelidad de Dios con que no se cumplió en el tiempo que yo tenía establecido según mis criterios.

Otra dimensión de la fidelidad de Dios es que aun cuando nosotros le fallamos, Él está obstinado en NO fallarnos a nosotros. En 2 Timoteo 2:13 dice: “Si fuéramos infieles, Él permanece fiel porque no puede negarse a sí mismo”. ¡Qué gran descanso trae a nuestra alma saber que Dios siempre nos cuida, nos libra del mal y cumple! Él siempre obrará movido por el amor y por su anhelo de darnos la victoria.

  1. Dios ve lo que tú no puedes ver

El Señor es omnisciente, es decir está en todas partes y en todo tiempo.  Él lo conoce todo y lo ve todo. Dios ve más allá. Dios conoce nuestras limitaciones y las de los demás.  Sobre la base de esta cualidad de Dios es que suceden o no suceden muchas cosas. Nuestra vista tiene unas limitaciones tanto físicas como espirituales. Pero al Dios verlo todo obrará a nuestro beneficio por lo que Él ve.

En Isaías 55:8-9 dice: “Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos, mis caminos, dijo Jehová.  Como son más altos los cielos que la tierra, así son mis caminos más altos que vuestros caminos, y mis pensamientos, más que vuestros pensamientos”. Así que aunque lo que suceda en tu vida dentro de tu razonamiento no es lo que se supone que pase, o no pasó lo que se suponía que pasara, puedes mantener la paz de que en el pensamiento de Aquel que todo lo ve fue lo mejor para ti.

  1. Dios está lleno de misericordia

Hay una gran cantidad de personas que tienen coraje con Dios porque sienten que lo que les está pasando es el resultado del juicio de un Dios castigador. Ven a Dios como un ser maquiavélico y sádico. Tal vez alguien, muy equivocadamente, te ha hecho creer esto. El Salmo 86:5 dice: “Porque tú Señor, eres bueno y perdonador, y grande en misericordia para con todos los que te invocan”. Puedes tener la seguridad de que si buscas a Dios con toda tu mente encontrarás su misericordia, bondad y perdón. 

Tener el concepto adecuado y correcto de un Dios lleno de misericordia lo principal que nos proporciona es libertad.  No hay nada más liberador que saber que Dios es movido hacia nuestra vida con un profundo amor sin un látigo para destruirnos. Todo lo contrario, su misericordia nos persigue y se renueva todos los días (Lamentaciones 3:22-23).

—Escrito por la Dra. Lis Milland, autora del libro Vive libre, vive feliz. Publicado por Casa Creación.

Use Desktop Layout
VIDA CRISTIANA