Cuando la gente tiene sinusitis, resfrío o gripe generalmente comienza a tomar antibióticos. O abre un medicamento que no se terminó de su botiquín o van a su médico, quien está pronto para recetárselos. La mayoría de las personas cree que los antibióticos curarán su enfermedad.

Muchos médicos recetan antibióticos para dolores de garganta, aunque la inmensa mayoría de los dolores de garganta son virales. Solamente un pequeño porcentaje es inflamación de la garganta. Los resfríos y la gripe surgen de virus, y los antibióticos no pueden matarlos, y no deberían utilizarse. Una sinusitis es una infección bacterial, pero aún así se puede recetar y utilizar los antibióticos de modo excesivo.

Los antibióticos son un arma de doble filo. Cuando se los usa demasiado a menudo, las bacterias pueden terminar por volverse inmunes al antibiótico. A esto se le llama "resistencia al antibiótico". Hoy en día estamos viendo cada vez más y más cepas de bacterias resistentes a los antibióticos. Y los médicos en realidad están ayudando a reproducir supergérmenes al recetar antibióticos en exceso. El abuso de antibióticos debilita el sistema inmunitario y lo hace más vulnerable a las enfermedades recurrentes al reproducir una cepa híbrida de superbacteria en su cuerpo.

Reprendió al viento, y dijo al mar: Calla, enmudece. Y cesó el viento, y se hizo grande bonanza.

-Marcos 4:39

Según estudios, una sola bacteria puede regenerarse y formar más de un millón de bacterias en un lapso de sólo seis horas. Así que, como usted ve, los antibióticos no son la respuesta para esta epidemia de sinusitis crónica. Cuanto más antibióticos usted use, más rápidamente la bacteria desarrollará resistencia al antibiótico.

Aproximadamente del 40 al 50 por ciento de todos los antibióticos en uso en los Estados Unidos hoy en día está mal usado según algunos expertos. El abuso de antibióticos es una de las causas principales por las cuales vemos una epidemia de sinusitis crónica. En un estudio de 1999 reportado en las Conferencias de la Clínica Mayo, se informó que la causa de la sinusitis crónica en la gran mayoría de los casos era la sinusitis fúngica alérgica. Los antibióticos son efectivos contra las infecciones bacteriales, pero no contra las infecciones fúngicas. En realidad, muchos antibióticos empeoraban las infecciones fúngicas destruyendo la mayoría de las bacterias buenas en el tracto gastrointestinal y generaban el desarrollo de candidiasis crónica.

Por lo tanto, resista a esa mentalidad que busca antibióticos cada vez que siente dolor o presión en los senos paranasales. En realidad, he descubierto que la mayoría de las sinusitis pueden ser vencidas sin antibióticos simplemente usando medios naturales.

--Tomado del libro La Cura Bíblica para el resfriado, la gripe y la sinusitis del Dr. Don Colbert. Una publicación de Casa Creación. Usado con permiso.

Use Desktop Layout
VIDA CRISTIANA