Boletín Ministerial

Page 30 of 43

La robusta paz de Dios

Quiero hablarles hoy acerca de experimentar el tipo de paz de Dios en medio de circunstancias terribles. Mi amigo, la paz no es ausencia de problemas. No es ausencia de turbulencias, desafíos o cosas que no están en armonía en tu entorno físico. Es posible estar en medio de la mayor crisis de tu vida y aun así experimentar paz. Ese es el tipo verdadero de paz que se puede experimentar con Jesús; paz que sobrepasa todo entendimiento. Hablando en lo natural, no es lógico que te sientas completamente en reposo y en paz cuando estás en una situación desesperada; pero en lo sobrenatural, puedes estar lleno de paz. Read more: La robusta paz de Dios

Dios pone en usted los deseos

Deléitate asimismo en Jehová, y él te concederá las peticiones de tu corazón. —Salmos 37:4

En hebreo, la palabra deléitate puede referirse a ser flexible o disfrutar algo. Cuando comenzamos a disfrutar nuestra relación con Dios, Él satisfará los deseos de nuestro corazón. Este pasaje puede entenderse de dos maneras. El significado principal es la palabra deseos, que en hebreo simplemente significa “la petición o solicitud de nuestro corazón”. El significado simple es que nuestras oraciones y peticiones serán respondidas. Read more: Dios pone en usted los deseos

La bendición de shalom

Activar las bendiciones de Dios involucra habitar en la paz o la shalom de Dios; la cual es una palabra que incluye prosperidad, seguridad, salud, protección, fertilidad y abundancia. De acuerdo con la definición hebrea, podemos sustituir la palabra prosperidad por shalom (paz). Read more: La bendición de shalom

Un movimiento centrado en la cruz

Estamos en medio de un cambio sin precedentes. Desde la tecnología hasta la difusión de información, la óptica, la métrica y los mecanismos de entrega, las realidades de transformación culturales y sociales inevitablemente darán lugar a la contextualización de una nueva narrativa sobre la fe americana. Sin embargo, hay una constante que se encuentra en Hebreos 13:8, Jesucristo es el mismo ayer, hoy y siempre. Read more: Un movimiento centrado en la cruz

Use Desktop Layout
VIDA CRISTIANA