Boletín Ministerial

Page 25 of 43

Una fe que transforma

La fe confía, transforma y vigoriza todo aquello que toca. De hecho, cada uno de nosotros contiene un mecanismo de confianza. Ni siquiera tenemos que pensar en poner nuestra confianza en las cosas que están dentro o más allá de nosotros. Read more: Una fe que transforma

Preserve su legado

La mayor parte de las experiencias que la mayoría de nosotros hemos tenido con la transferencia del liderazgo surgieron después de que alguien murió. Lo que sigue por lo general no es una tranquila transferencia, sino un conflicto, una pelea, una lucha. Muchas veces el quebrantamiento, la frustración y lo peor de todo, un cisma, inutilizará o destruirá la organización que el líder construyó. ¿Cuántos de nosotros hemos visto esto en nuestras familias, iglesias, gobiernos o empresas? Read more: Preserve su legado

La Explosión Latina de Dios

¿Qué es lo que obtienes cuando combinas poder espiritual, Espíritu Santo, señales, milagros y el hablar en lenguas con una etnicidad apasionada comprometida a la fe, a la familia y a la celebración? La respuesta no puede ser nada menos que la esperanza para el Cristianismo de los EE. UU. creyentes Hispanos con el Poder del Espíritu- quienes se encuentran en la posición de convertirse en los narradores de la experiencia de fe Estadounidense de este siglo. Read more: La Explosión Latina de Dios

¿Qué es la sucesión?

Sucesión es una palabra asombrosa. Comienza con el concepto mismo de suceso, éxito. El suceso tiene que ver con el movimiento. Tiene que ver con la continuidad. La sucesión exitosa garantiza la continuidad. Sucesión significa “seguir a, a continuación de”, pero las definiciones de “suceder” de algunos diccionarios incluyen la acepción “seguir” antes que la idea de hacerlo bien. Los etimólogos nos dicen que la palabra suceder proviene de términos antiguos que significan “seguir” o “ir tras”. Read more: ¿Qué es la sucesión?

Vivir y morir con integridad

Hace muchos años un reconocido ministro de televisión cayó en un pecado que fue difundido en todo el mundo, devastando al cuerpo de Cristo e impactando a los pecadores. La caída fue tan fuerte que miles dejaron de asistir a las iglesias y mucha gente decepcionada dijo que nunca más vería a un ministro en la televisión. Así que le comenté a mi esposa: “¿Habría sido mejor que el Señor se llevara a esa persona antes que ese terrible pecado se desarrollara en su vida?” El hecho me hizo pensar en el rey Ezequías, a quien se le dijo que iba a morir y después oró para obtener una extensión de su vida. Dios le añadió quince años más (Is 38:5). Después que fue sanado, Ezequías invitó a varios embajadores de Babilonia para que vieran toda la riqueza de su casa y el templo. Le reveló los secretos de Dios al enemigo. Luego el profeta Isaías lo reprendió y le informó que en el futuro los babilonios invadirían y destruirían a Jerusalén, tomando la futura semilla de Ezequías (descendientes) en cautiverio y se apoderarían de los tesoros de oro y los vasos sagrados de la casa de Dios (2 R 20). Read more: Vivir y morir con integridad

Vivir la vida resucitada

Vivir una vida resucitada requiere ignorar los letreros del diablo de “NO ENTRAR”.

“Luego, después de esto, dijo a los discípulos: Vamos a Judea otra vez. Le dijeron los discípulos: Rabí, ahora intentaban los judíos apedrearte, ¿y otra vez vas allá?” (Juan 11:7-8, RV 1960) Read more: Vivir la vida resucitada

Use Desktop Layout
VIDA CRISTIANA