¿Cuál es el papel profético de la comunidad hispana en los Estados Unidos? ¿Por qué estamos aquí? El propósito profético de nuestra gente se encuentra incrustado en el mismo concepto de la expresión Hispano (Su-pánico). En otras palabras, no estamos aquí para enseñar a América la Macarena, la salsa o el merengue. No estamos aquí para incrementar los dividendos de las carteras de aquellos que invierten en Taco Bell. No estamos aquí para hacer que las personas presionen # 1 para Inglés ó # 2 para español. Somos el pánico de Dios. Estamos aquí para llevar el pánico al reino de las tinieblas en el nombre de Cristo.

No estamos aquí por casualidad. No estamos aquí por las maquinaciones del hombre. No estamos aquí por decreto judicial, proposiciones legislativas o deliberaciones casuales. Estamos aquí porque nuestro Dios es un Dios de cosas más grandes. Nuestro Dios es un Dios de promoción y no de degradación, de subir y no de bajar, de más y no de menos, de sobremanera, abundancia, sobre y no de disminución, escasez y por debajo. Para esto consideremos la Palabra de Dios de Hageo Capítulo 2, 6”Porque así dice Jehová de los ejércitos: De aquí a poco yo haré temblar los cielos y la tierra, el mar y la tierra seca; 7y haré temblar a todas las naciones, y vendrá el Deseado de todas las naciones; y llenaré de gloria esta casa, ha dicho Jehová de los ejércitos. 8Mía es la plata, y mío es el oro, dice Jehová de los ejércitos. 9La gloria postrera de esta casa será mayor que la primera, ha dicho Jehová de los ejércitos; y daré paz en este lugar, dice Jehová de los ejércitos.”

El primer templo fue construido por Salomón. Fue creado para albergar la Gloria de Dios. Ese templo fue destruido por la babilonios en 586 a. C. o antes del nacimiento de Cristo. Dios habla al gobernador de los judíos Zorobabel a través de Hageo y le dice, 70 años después, ¡es el momento para grandes cosas! Nuestra nación ha experimentado grandes bendiciones de Dios. Los Estados Unidos fueron fundados sobre las ideas de la libertad religiosa, las libertades ordenadas por Dios y el espíritu empresarial. Nuestras ideas se encuentran amenazadas por los enemigos de nuestra generación, el relativismo moral, la apatía espiritual, la decadencia cultural y una iglesia tibia. Nuestra metáfora.

Sin embargo, hay esperanza, tanto para nuestra nación como para nosotros individualmente. Cualquier cosa que los babilonios destruyeron, cualquiera que sea el demonio, tu carne, tu pecado, tu pasado destruido, Dios está a punto de reconstruirlo ¡y será mayor! Tus relaciones serán mayores, tu familia será mayor, tu santidad será mayor, tu unción será mayor, tus finanzas serán mayores, tu salud será mayor, tu vida será mayor, ¡nuestra nación será mayor! ¿Cómo? A través de gente que hace de Dios su prioridad.

Permítanme explicar. En el capítulo 1, Dios le dice a Zorobabel, el siguiente versículo 6 “Sembráis mucho, y recogéis poco; coméis, y no os saciáis; bebéis, y no quedáis satisfechos; os vestís, y no os calentáis; y el que trabaja a jornal recibe su jornal en saco roto.¿Por qué, porque la Casa de Dios está en ruinas.”

Los cristianos hispanos han llegado a los Estados Unidos para reconstruir su casa. Debemos revitalizar la verdad bíblica, la santidad, la rectitud y la justicia con el fin de marcar el comienzo de un avivamiento, reforma y renovación. Si nosotros, como hispanos hacemos a Dios, nuestra relación con Cristo, la oración, una vida santa, el estudio de la palabra, ir a la iglesia, recibir la unción, la fidelidad en el dar y el cuidado de los que sufren, nuestra prioridad, entonces Dios dará a conocer lo más grande en todos los aspectos de nuestra vida y nuestra nación.

En conclusión, cuando los medios de comunicación y los políticos pregunten "¿Por qué estás aquí?" Vamos a responder con humildad y certeza con una simple frase: "Porque la gloria postrera será mayor que la anterior".

—Rev. Samuel Rodríguez, presidente de la Conferencia Nacional de Liderazgo Cristiano Hispano (NHCLC), la organización hispana cristiana más grande en los Estados Unidos la cual representa a más de 34,000 iglesias.

Use Desktop Layout
VIDA CRISTIANA