La vez anterior habíamos explicado que Jesús envió a sus discípulos de dos en dos, para que cada uno le diera AIRE al otro. Y mencionamos lo que nuestro ministerio había adoptado como parte del entrenamiento a líderes sobre lo que la gente necesita:

Atención

Inmediata

Recarga (refuerzo, renovación, redirección, restauración)

Espiritual

Hoy continuamos con este tema, y vamos a mencionar algunas pautas que te ayudarán a caminar de dos en dos:

· Agradecer a quien camina a tu lado y vive tu visión

Un pensamiento anónimo dice:"Saber agradecer es hacer que alguien que te acaba de hacer un pequeño favor, hubiera querido haberte hecho uno mucho mayor". La ingratitud duele.

· Saber pedir un favor a quien camina a tu lado

El favor que no produce resultado alguno es el que no pides. Muchos líderes prefieren parecer omnipotentes mostrándose autosuficientes. Sienten vergüenza en pedir. Pero, muchas veces, esa "autosuficiencia" es "orgullo" disfrazado. A la larga, la gente se da cuenta.

· Saber recibir consejo y poder aprender de quien camina a tu lado

El consejo que no produce ningún efecto es el que no recibes. Muchos líderes miran tanto para "arriba" que no se toman el tiempo de mirar al costado (muchos menos hacia abajo). Winston Churchill expresó:"Yo siempre estoy dispuesto a aprender, aunque no siempre me gusta que me enseñen". He experimentado que Dios me ha hablado muchas veces a través de un colega a quien Él le habló antes que a mí.

· Aprender a sacrificar algo por quien camina a tu lado

El sacrificio que más duele es el que no se hace. No midas cuanto te va a convenir. Piensa cuanto vas a bendecir. Jane Adams escribió: "Las acciones son el único medio de expresión para la ética". Hazlo mientras se necesite y aunque te duela. El sacrificio que se hace fuera de tiempo duele dos veces. Hay líderes que sólo tienen al equipo para "usarlos" en vez de "utilizar sus talentos". Alguien escribió: "Me tienes como los perros de finca, me amarras en las fiestas y me sueltas en las broncas".

· Darle razón de las cosas a quien camina contigo

La razón más lastimosa es la excusa mentirosa. Las noticias que más duelen son las que no se dan ni aun debiendo. Una razón sin razón es una falta de razón. No desinformes a quien vive tu visión. No uses el nombre de Dios ni tu posición para desinformar a los que caminan contigo.

· No esperes que tu compañero te diga siempre que sí

Alguien dijo: "Sólo los peces muertos nadan a favor de la corriente". El síndrome "Yes, men" ["Sí, señor"] es el más peligroso en un equipo de trabajo, y es el más común de encontrar alrededor de las "celebridades". El famoso escritor Thomas Kempis escribió: «No soy más porque me adulen, ni menos porque me vituperen. Lo que soy, eso soy». Puede que una vez te haga feliz recibir aprobación de tus colegas, pero recuerda que un "sí" por complacencia no te ayudará a largo plazo. Aldo Huxley escribió: "La realidad no deja de existir por el solo hecho de ignorarla".

· Hablar honestamente con quien camina a tu lado

Lo peor que te puede pasar es que digan que ya no hay nada que hacer cuando ya no haya nada que hacer. Muchos tratan a la gente de su equipo y a sus colegas como si fueran parte de "otro" equipo. Permiten que "metan la pata" para ponerlos a prueba.

Permiten que hagan las cosas mal para "sacarlos del medio".

El diagnóstico que se hace fuera de tiempo puede ser llamado autopsia. Hablar en "tiempo" y mientras "haya" tiempo. Diagnosticar para ayudar a corregir. Abraham Lincoln expresó: "La mayor preocupación no es que hayas fallado, es que te hayas contentado de haber fallado".

Nadie es realmente un fracasado, sino hasta el momento en que comienza a buscar responsables por sus propias fallas. Realmente, puede que haya circunstancias que nos dificulten el trabajo o, aun más, que lo impidan. Pero el que es consciente de las circunstancias externas y también es consciente de sus limitaciones internas puede volver a intentar de una manera diferente. Si al ver impedido nuestro avance, sólo nos detenemos a criticar a otros o a ponerles la responsabilidad en sus espaldas, lo único que realmente estamos haciendo es transferirle la autoridad que fue dada a nosotros para cambiar las cosas. "Nadie es un fracasado hasta que comienza a culpar a otros" [Charlie - Tremendo - Jones].

· Saber decir "adiós" a quien camina a tu lado

El adiós que más duele es el no se dice ni aun debiéndolo decir. Debemos ser íntegros y saber cuando quien caminó al lado nuestro ya necesita "espacio propio". Henry Thoreau dijo: "Si un hombre no marcha al paso de sus compañeros, quizás esté escuchando un tambor diferente".

Bendigamos a quien va a caminar su propio camino, pues Dios no nos dejará solos (a Él le gusta que caminemos de dos en dos).

· Y sobre todas las cosas, recuerda que...

Un hombre valioso es mucho más necesario que un hombre exitoso. Alguien escribió: "Cría cuervos y tendrás muchos". Puedes confiar en las personas que están animadas en decirte la verdad, y esos suelen ser los valiosos. No aquellos que surfean sin demasiado problema entre las olas del éxito pasajero. Busca hombres y mujeres que naveguen por la tempestad y salgan exitosamente del escollo, porque ellos sabrán navegar en medio de la dificultad y hallar el camino más adecuado.

¡Anímate! ¡Dale AIRE a los tuyos!

 

 

Dr. Esteban Fernández es pastor y vicepresidente del Concilio Global Casa Sobre la Roca I.C.I. También es fundador presidente del ministerio de Capacitación "Nuestra Fortaleza". Puede escribirle a: This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla .

Use Desktop Layout
VIDA CRISTIANA