Boletín Ministerial

justice

La justicia anhelada

La justicia de la que tienen hambre y sed los bienaventurados, es por

la justicia del evangelio de Jesucristo

. La palabra “justicia” significa “sin culpabilidad, inocente, puro, santo, de carácter recto, sin trampa y sin engaño”. De modo que los bienaventurados que tienen hambre y sed de justicia no desean engañar ni ser engañados, anhelan no hacer trampa, son gente que tienen hambre y sed de vivir una vida en paz, con una conciencia limpia. Este punto es muy importante, ya que en el momento en que nos desconectamos de nuestra conciencia, nos encontramos en peligro, porque la conciencia es el instrumento que Dios usa para guiarnos hacia el bien y apartarnos del mal. No obstante, Satanás puede nublar tu conciencia. ¿Cómo logra hacer esto? Él te ataca e invade tu mente, y tú alimentas la naturaleza de Satanás, es decir, le das paso a malos pensamientos y empiezas a hacer cosas erradas que según tu parecer están bien, perdiendo la brújula de la justicia del cielo. Read more: La justicia anhelada

thinkbig

Determine sus propios pensamientos

La Biblia nos instruye varias veces a ser vigilantes o a mantenernos en guardia y orar. Una de las cosas que debemos vigilar atentamente son nuestros pensamientos. Si estos no se corresponden con los pensamientos de Dios (su Palabra), debemos deshacernos de tales pensamientos equivocados. No podemos aprovechar el día a menos que estemos dispuestos a dominar nuestros pensamientos de forma regular. Un hombre se convierte en lo que piensa (véase Proverbios 23:7), o como digo con frecuencia: «A donde la mente va, el hombre la sigue». Read more: Determine sus propios pensamientos

family

El amor y la familia

Cuando Dios creó el concepto de familia, simultáneamente nos dio un regalo y un desafío extraordinarios. La familia requiere de un compromiso inquebrantable hacia el otro, incluso cuando todos sean sumamente conscientes de los defectos del otro. Read more: El amor y la familia

Use Desktop Layout
VIDA CRISTIANA