story2Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis (Jeremías 29:11).

Dios tiene planes grandes y poderosos para su vida. Él ha establecido su pacto para asegurar que usted viva esos planes. Él ha asegurado su futuro para que usted pueda vivir en paz mientras su conocimiento de Él crece. Él lo  sustentará y protegerá.

Aquí hay diez cosas que lo ayudarán a vivir de acuerdo a los pensamientos de Dios acerca de su vida:

 

1. Tenga fe en Dios

Sin fe es imposible agradar a Dios. La fe es interactuar con alguien que no puede ver. Una señal o característica de una persona justa es la fe. Ellos le creen a Dios aunque no lo puedan ver. Usted construye fe en Dios por medio de leer y escuchar su Palabra.  La Biblia dice que la fe viene por escuchar la Palabra de Dios.  ¡Los justos por la fe vivirán!

2. No se irrite a causa de los malignos

Siempre habrá personas que no hagan el bien, pero usted tiene que mantenerse en el amor de Dios y el gozo del Señor. Esas personas puede que estén arruinadas pero no tienen que arruinarlo a usted. ¡No se irrite a causa de los malignos!  Salmos 37:3 dice: “Confía en Jehová, y haz el bien”. Confíe que Dios tiene todo bajo su control y hará cosas buenas. No haga el mal porque otras personas hagan el mal. Dios es un juez justo y su Palabra dice que el hombre cosecha lo que siempre. La venganza es de Dios; Él retribuirá.

3. Guarde su corazón y su boca

Su vida se afecta por lo que sale de su corazón. Lo que sale de su corazón siempre puede ser determinado por lo que sale de su boca. De la abundancia del corazón habla la boca (Mateo 12:34). Usted siempre puede saber dónde está el corazón de una persona por lo que esta dice.

 

4. Deléitese en el Señor

Deléitese en el Señor y Él concederá las peticiones de su corazón. Es una manera fácil de obtener sus deseos—solo deléitese en el Señor. Esto no debe ser difícil. Como creyente, usted debe disfrutar al Señor, ir a la iglesia, participar en la alabanza y la adoración, leer la Palabra, estar en la casa de Dios, y vivir una vida de salvación. Esto no debe ser difícil si usted se deleita en el Señor. El Jesús que yo conozco dice: “Mi yugo es fácil, y ligera mi carga” (Mateo 11:30).

 

5. Bendiga las cosas pequeñas que tiene en sus manos

Dios puede bendecir un poco. En el milagro de los cinco panes, Dios hizo más con panes y dos peces porque Él los bendijo. Eso alimentó a cinco mil.

Cuando usted recibe poco, bendígalo. Ese poco va ir más lejos de lo que iría si usted hubiese recibido más. Las cosas pequeñas no limitan a Dios. Comience a bendecir lo que tiene en sus manos. No trate de descifrar cómo va funcionar.

Dios puede tomar lo poco que tiene en sus manos y bendecirlo. Así que, nunca se avergüence de un comienzo humilde.

6. Tome responsabilidad de su éxito

 

Es su responsabilidad escoger entre la vida o la muerte, bendición o maldición. Muchas veces, no creemos que nuestras decisiones son importantes, y no queremos tomar la responsabilidad de lo que escogemos. Queremos que otros tomen la responsabilidad de las decisiones que tomamos.

Usted es responsable de hacer que su camino sea uno exitoso y próspero. Usted lo hace exitoso con meditar, confesar, vivir y aplicar la Palabra de Dios a su vida. Su prosperidad no depende de otra persona. Los líderes buenos son importantes pero su salvación, prosperidad, y demás no dependen de ellos. Es responsabilidad suya.

 

7. Camine en el plan de Dios para su vida

El Señor es un sanador, restaurador, libertador, salvador, defensor, promotor, guardador, amante, luchador, creador, y revelador. Permita que su fe aumente y reciba los beneficios que vienen del Señor, así conocerá los planes que tiene para su vida.

 

8. Reconozca los patrones de la provisión de Dios

Cuando Dios nos revela su plan para nuestras vidas o los diseños para cumplir cierta misión o tarea, necesitamos entender que Él también provee lo que necesitamos para cumplir con ese plan. Si no hay provisión, puede significar que Dios no le ha dado esa tarea o asignación en particular o que aún no es tiempo para llegar a esa etapa del plan. La provisión de Dios confirma el plan y los diseños que Él pone delante de nosotros. La provisión y los diseños ambos deben estar en su lugar si queremos avanzar. Dios está comprometido con proveer provisión para los diseños que Él nos da.

9. Abrace lo nuevo

La inteligencia es la habilidad para aprender, entender o manejar situaciones nuevas o difíciles. Es la habilidad para alcanzar metas complejas en situaciones complejas. Es la habilidad para resolver problemas difíciles. La sabiduría de Dios le dará la inteligencia que usted necesita para operar en lo “nuevo”, aunque al principio parezca muy difícil. Lo nuevo no lo sorprenderá sino que lo retará a resolver y entender, aunque al principio parezca muy difícil.

Poder adaptarse a cosas nuevas es la clave para el éxito en un mundo que cambia constantemente y un Dios que ama hacer cosas nuevas. No le tenga miedo al cambio. Pídale a Dios que le de flexibilidad y humildad mientras Él hace cambios en su vida y lo lleva a niveles más profundos en Él. Recuerde que su plan es prosperarlo y darle un futuro y una esperanza.

 

10. Medite en la Palabra

Dichoso el hombre que no sigue el consejo de los malvados, ni se detiene en la senda de los pecadores ni cultiva la amistad de los blasfemos, sino que en la ley del Señor se deleita, y día y noche medita en ella. Es como el árbol plantado a la orilla de un río que, cuando llega su tiempo, da fruto y sus hojas jamás se marchitan. ¡Todo cuanto hace prospera! (Salmo 1:1-3). El libro de los Salmos comienza con valorar de la meditación. Salmo 1 describe al hombre bendecido. El hombre bendecido medita en la Palabra día y noche. El hombre bendecido prospera en todo.

Los pensamientos de Dios son más altos (Isaías 58:8-9). Necesitamos escuchar los pensamientos de Dios acerca de nuestras vidas. Los pensamientos de Dios lo llevarán a elevar sus pensamientos y cambiarán su vida.

 

—Tomado del libro El pacto de Dios con usted para obtener vida y favor por John Eckhardt. Publicado por Casa Creación. Usado con permiso.

 

 

Use Desktop Layout
VIDA CRISTIANA