biblia-antique
Y edificó Noé un altar a Jehová, y tomó de todo animal limpio y de toda ave limpia, y ofreció holocausto en el altar. Y percibió Jehová olor grato; y dijo Jehová en su corazón: No volveré más a maldecir la tierra por causa del hombre(Génesis 8:20-21).

En el altar está el poder de tocar el corazón de Dios. Por el estudio cuidadoso de este versículo nos enteramos de que en el altar está el lugar donde movemos directamente el corazón de Dios, al punto de poder cambiar su palabra de juicio. Es importante entender que Dios está atento de forma directa, en todo tiempo, en cada momento, de una manera bien exacta, al altar que hagas.

Satanás no desea que el pueblo de Dios tome la iniciativa de levantar altar en sus hogares porque en el altar está el poder.

En mayo del 2013, escuché de parte de Dios: “Cada especificación del altar que deseo en cada hogar de mi pueblo se encuentra en el libro de Cantares. Te las voy a ir enumerando y explicando una a una, Ruth”.

Entonces, es importante señalar que menciono algunos ejemplos prácticos e ideas para tu altar, recordando que nuestro altar es la comunión íntima con Dios, y no los elementos que estén en él. Quiero recalcar que no adoramos a los elementos en el altar, ni ninguno es requerido, ni tampoco promovemos ningún ritual. Solo deseamos tener un ambiente saludable para comunicarnos con nuestro Dios y creador, libre de distracciones y donde se fomente una mayor intimidad con Él. Un lugar donde pasen las horas y podamos permanecer sumergidos en su presencia, comunicándole todos nuestros anhelos y preocupaciones.

Detalles de la habitación

1. Cantares 5:1: “…He recogido mi mirra y mis aromas…”. La mirra viene del latín myrrha y es una sustancia resinosa aromática muy valorada en la antigüedad. Esa habitación de la que habla el Cantar de los Cantares tenía aromas, olor grato y agradable.

2. Cantares 5:3: “…He lavado mis pies. ¿Cómo los he de ensuciar?”.Antes de entrar, tus pies deben estar limpios en el lugar que pisas, pues santo es. Recuerda lo que Dios dijo a Moisés cuando él se paró ante la zarza ardiendo: “…No te acerques; quita tu calzado de tus pies, porque el lugar en que tú estás, tierra santa es” (Éxodo 3:5). Puedes tener una vasija de agua limpia y una toallita para lavarte los pies.

3. Cantares 8:9: “…Edificaremos sobre él, un palacio de plata, si fuere puerta; la guardaremos con tablas de cedro”. La decoración de tu habitación debería tener plata y madera.

4. Cantares 4:7: “Toda eres tú hermosa, amiga mía, y en ti no hay mancha”. ¿Cómo podemos lograr vernos sin mancha cada vez que entremos a esa habitación edificada para Dios? Solo por la sangre del Cordero de Dios, en humillación, siempre que entremos pidiéndole primero perdón a Dios como lo hacía Job todos los días.

5. Cantares 4:10: “¡Cuán hermosos son tus amores, hermana, esposa mía! ¡Cuánto mejores que el vino tus amores, y el olor de tus ungüentos que todas las especias aromáticas!”. Puedes poner ungüentos y especias aromáticas.

6. Cantares 4:13-14: “Tus renuevos son paraíso de granados, con frutos suaves, de flores de alheña y nardos. Nardo y azafrán, caña aromática y canela, con todos los árboles de incienso; mirra y áloes, con todas las principales especias aromáticas”. Puedes adornar ese lugar con flores de alheña y nardos.

7. Cantares 2:12: “Se han mostrado las flores en la tierra, el tiempo de la canción ha venido, y en nuestro país se ha oído la voz de la tórtola”. Con cánticos le alabarás y adorarás en esa habitación.

8. Cantares 3:1: “Por las noches busqué en mi lecho al que ama mi alma…”. Esto era un amor exclusivo. Es importante entrar en esa habitación en las noches y presentarnos  a Él, a aquel que ama nuestra alma.

9. Cantares 3:10 (LBLA): “Hizo sus columnas de plata, su respaldo de oro, su asiento de púrpura”. Puedes añadir plata, púrpura, algo de oro claro, si es posible para ti.

10. Cantares 3:10: “Su interior recamado de amor”. Tienes que examinar tu interior. Eso es lo más importante: ve con un interior recamado de amor. Llenemos de amor nuestro interior.

11. Cantares 3:6: “Sahumada de mirra y de incienso y de todo polvo aromático”. Es muy claro cuán importante son los olores para ese cuarto de Dios.

12. Cantares 1:4: “Nos gozaremos y alegraremos en ti; nos acordaremos de tus amores más que del vino; con razón te aman”. Entremos con gozo y alegres, deseando su presencia en ese lugar.

13. Cantares 6:8-9: “Sesenta son las reinas, y ochenta las concubinas, y las doncellas sin número; mas una es la paloma mía, la perfecta mía; es la única de su madre, la escogida de la que la dio a luz…”. Un punto muy importante: Muchos buscan a Dios, pero los que tienen detalles para con Dios son diferentes, son sus escogidos.

14. Cantares 7:10: “Yo soy de mi amado y conmigo tiene su contentamiento”. En la explicación bíblica nos expone que ella expresa su leal amor a su amado. De la misma forma, Dios quiere que seamos leales a esta habitación, a este altar.

15. Cantares 8:3-4: “Su izquierda esté debajo de mi cabeza, y su derecha me abrace. Os conjuro, oh doncellas de Jerusalén…”. Explicación bíblica: esperar a darse en amor hasta que estén en privado y no en público. Así desea Dios que le des su amor, su tiempo: en privado, en el secreto de esa habitación, pues aquel que ve en lo secreto te recompensará en público.

16. Cantares 4:15: “Fuente de huertos, pozo de aguas vivas, que corren del Líbano”. Otra idea para tu habitación es tener una fuente de agua pequeña. Existen muchas fuentes prácticas de dopara de

17. Cantares 4:16: “...Venga mi amado a su huerto, y coma de su dulce fruta”. Otra idea puede ser decoración con frutas, algún cuadro o una canasta de frutas.

18. Cantares 5:15: “Sus piernas, como columnas de mármol fundadas sobre basas de oro fino; su aspecto como el Líbano, escogido como los cedros”. Otra idea es añadir algo de mármol a esa habitación.

19. Cantares 6:3: “Yo soy de mi amado, y mi amado es mío; El apacienta entre los lirios”. Esas son ideas de otras flores que puedes añadir.

20. El punto más importante de esa habitación se encuentra en Deuteronomio 5:1: “…Oye, Israel, los estatutos y decretos que yo pronuncio hoy en vuestros oídos; aprendedlos, y guardadlos, para ponerlos por obra”. Puedes tener la Palabra de Dios ya sea en algunos cuadros, hechos por ti o que los compres, además de tu Biblia sobre una bella mesa de madera.

21. Cantares 8:6: “Ponme como un sello sobre tu corazón, como una marca sobre tu brazo”. Deuteronomio 6:17-19: “Guardad cuidadosamente los mandamientos de Jehová vuestro Dios, y sus testimonios y sus estatutos que te ha mandado. Y haz lo recto y bueno ante los ojos de Jehová, para que te vaya bien, y entres y poseas la buena tierra que Jehová juró a tus padres; para que él arroje a tus enemigos de delante de ti, como Jehová ha dicho”. No podemos olvidar que el objetivo es guardar sus mandamientos y sus estatutos, pero no te pierdas el privilegio de levantar y edificar habitación en tu hogar para Jehová, nuestro Dios. Verás el milagro y cómo Dios se moverá a tu favor siempre.

—Tomado del libro Mi altar sagrado por la Dra. Ruth Calderón. Publicado por Publicaciones Casa. Usado con permiso.

 

Use Desktop Layout
VIDA CRISTIANA