La visión que usted tiene para su vida determina la provisión de Dios en su vida. Su actitud moldea quién es usted y lo que espera de la vida. Cuando confía usted en otra persona, no sospechará de los motivos de esa persona. Si es usted generoso, no sospechará que otros le estén engañando. Si es usted honesto, no anticipará engaño por parte de otros. Si muestra usted misericordia, no espera que otros sean críticos.

Uno de los mejores resultados de su problema es la alteración positiva de su actitud en cuanto a su vida y el modo en que percibe usted el mundo que le rodea, incluyendo sus problemas. Si cree que las promesas de Dios son para usted, entonces no se sentirá intimidado por su problema cuando éste llegue. De hecho, sin intimidación ni temor, está usted a mitad de camino de su provisión.

Si escoge tener una actitud negativa, pensando sólo en términos estrechos de mente, entonces no tendrá oportunidad de salir de su problema; está usted derrotado antes de situarse en la puerta de salida. En cierto sentido, se ha destinado a usted mismo a permanecer atrapado en su desierto privado por mucho tiempo.

Una actitud inmadura o negativa intenta manipular a Dios; una actitud madura y positiva busca estar en consonancia con la divina voluntad de Dios para su vida. Dios, que es su Padre, tiene todo el poder en el cielo y en la tierra; Él le ama profundamente, y ha hecho una promesa a cada uno de sus hijos: Te daré los deseos de tu corazón!". Dios tiene intención de cumplir esa promesa, y su futuro es igual de brillante que las promesas de Dios. Solamente eso debería proporcionarle una actitud positiva en cuanto a su vida ahora y la futura vida en Cristo.

Si no puede definir el deseo de su corazón, entonces no puede definir su destino. Si no va a ninguna parte, cualquier camino le llevará allí, ¿pero qué camino le conduce a su destino divino? No permita que los problemas o los fracasos dicten su futuro; en cambio, permita que su Padre celestial diseñe su vida.

--Extracto tomado del libro Convierta sus retos en oportunidades de John Hagee. Una publicación de Casa Creación. Usado con permiso.

Use Desktop Layout
VIDA CRISTIANA