NHCLC se opone a Ley de Matrimonio entre personas del mismo sexo en NY

El estado de Nueva York transformó el debate nacional sobre la cuestión de las personas del mismo sexo, cuando se convirtió en el sexto y más grande estado en legalizar el matrimonio homosexual el pasado 24 de junio. 

En la actualidad, 39 estados tienen leyes que definen el matrimonio como entre un hombre y una mujer.  Massachusetts fue el primero estado en legalizar el matrimonio homosexual en el año 2004. 

Nueva York tiene una población de 19 millones de personas, más de la población total de Connecticut, Iowa, Massachusetts, New Hampshire, Vermont y el Distrito de Columbia, donde el matrimonio homosexual es también legal. 

La ley firmada por el gobernador, Andrew Cuomo, la noche del viernes entra en vigor en 30 días. Después de la aprobación de la la legislación, el gobernador declaró que Nueva York había reanudado su rol como un "faro de la justicia social". 

Nueva York es el hogar de más de 42,000 parejas del mismo sexo, según un análisis de los datos del Censo de EE.UU. realizado por el Instituto Williams. Esto significa que, entre otras cosas, que el número de parejas homosexuales que viven en estados que permiten matrimonios del mismo sexo se ha más que duplicado. 

"Creo que permitir el matrimonio homosexual en Nueva York tendrá una tremenda fuerza moral y política para el resto del país, en parte debido a que Nueva York 
es un estado grande y en parte porque no ha llegado fácilmente", dijo Suzanne Goldberg, profesora de la Columbia Law School. 

En marzo de 2011, el fiscal general, Eric Holder, declaró que el Presidente había "instruido" al Departamento de Justicia a no para defender la constitucionalidad de la Defense of Marriage Act (Ley de Defensa del Matrimonio o DOMA, por sus siglas en inglés) en los tribunales federales y el presidente de la cámara de representantes, John Boehner, se dio la vuelta y tomó las medidas para defender la DOMA. 

El Rev. Samuel Rodríguez, el presidente de la Conferencia  Nacional de Liderazgo Hispano Cristiano (www.nhclc.org), que representa más de 34, 200 iglesias y 20 millones de constituyentes, manifestó: "El presidente Clinton firmó la ley DOMA cuando estaba al mando y ahora el presidente Obama, como Jefe de Estado, debería ser acusado de defender DOMA como una ley federal. La familia es la unidad fundamental desde un punto de vista mundial bíblico y debe ser la unidad fundamental desde el punto de vista gubernamental. La NHCLC exhorta al Congreso y al presidente Obama a dar el paso y defender la ley DOMA como un acto constitucional en nombre del pueblo estadounidense". 

Michael Dorf, un profesor de la Facultad de Derecho de Cornell, que estudia en EE.UU. las consecuencias sociales y constitucionales del matrimonio del mismo dijo: “Independientemente de los efectos inmediatos de la ley, la política y la opinión pública sobre el tema están en camino a un cambio rápido. Parece inevitable que vamos a tener matrimonios del mismo sexo en la mayoría de los estados dentro de una década”. 

Rodríguez continuó enfáticamente: “El matrimonio tradicional es el antídoto número uno contra los males sociales como las drogas, el embarazo de adolescentes y la alta tasa de deserción escolar. Aplaudimos la acción del presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner por defender legalmente la ley DOMA”. 

Mateo Staver, decano y profesor de Derecho de la Liberty University y Director del Centro por la Libertad y la Política, señaló: "El matrimonio tradicional es el piedra angular de los Estados Unidos. Redefinir el matrimonio no es lo mejor para la unidad familiar. Abandonar la  Ley de Defensa del Matrimonio equivale a declararle
la guerra a la familia. Los más de 40 millones de personas representados por las organizaciones que componen la Freedom Federation hacen un llamado al Congreso a actuar ahora para defender el matrimonio natural entre un hombre y una mujer”. 

Fuente: NHCLC

anuncio
anuncio
Vuelva a la página de inicio