La Primera Palabra

Confía en Dios

Dios está interesado, no en el problema, sino en que nos enfoquemos en Él.
Uno de los salmos más conocidos en la Biblia es el Salmo 91. "El que habita al abrigo del Altísimo, morará bajo la sombra del Omnipotente. Diré yo a Jehová: Esperanza mía, y castillo mío; mi Dios, en quien confiaré” (vv. 1-2). Dios no promete un mundo libre de peligro, pero sí promete su ayuda cada vez que nos enfrentemos al peligro. Jesús lo dijo: "En el mundo tendréis aflicción, pero confiad, yo he vencido al mundo" (Juan 16:33).

Leer más...

Nombre sobre todo nombre

Debemos enfocarnos en su nombre, porque solamente en Jesús hay salvación.

Las ciudades se visten de fiesta, millones de luces por doquier, las calles y los escaparates de las tiendas se decoran con mucho colorido y, en los hogares, las familias se preparan para juntarse y celebrar. Llega la época más esperada por muchos: la Navidad. Quizás muchos han perdido la esencia del verdadero significado de la Navidad. Y aunque nosotros la celebramos, jamás podemos perder la perspectiva de lo que ella significa en nuestra vida.

Leer más...

Hagamos la diferencia

Dios le ha dado favor ante todos aquellos con quienes se encuentre en su camino.

Me fascina la historia de Ester. Apenas diez capítulos encierran un conjunto de acontecimientos que demuestran sacri­ficio, valentía, sobre todo, fe y obediencia. Aunque pareciera una obra de ficción, fue una historia real, escrita hace muchos siglos.

Leer más...

Cambie su actitud

Dios usa cada circunstancia de nuestra vida para trabajar en nosotros.

Cuando reflexionamos en todo lo que ha sucedido en nuestra vida, y cómo Dios ha obrado de manera providencial, tenemos que darle gracias por su Hijo Jesucristo. Porque es por medio de Él y por la fe en Él que tenemos acceso a esa gracia que nos mantiene firmes, como declara Romanos 5:2-5.

Es posible que algunos se lamenten de su pasado; otros, su­pieron cómo sobreponerse y salir adelante; y otros, puede que sigan atrapados en las circunstancias que les han rodeados por años sin saber tan siquiera cómo salir de ahí.

Leer más...

Fortaleza en el gozo

Cuando leemos y estudiamos EN profundidad las oraciones del apóstol Pablo, pareciera que nunca oró para que Dios lo librara de los problemas. Más bien, oraba para tener la fortaleza para soportar todo con gozo y buen ánimo (ver Col. 1:11-12 NVI). En todos los años que llevo sirviendo al Señor, nunca he escuchado a alguien que pide oración para que Dios le dé gozo o aumente su gozo por la situación que esté pasando. Y usted se preguntará: pero, ¿cómo puedo hacerlo?

Leer más...

anuncio
anuncio
Vuelva a la página de inicio