Histórica visita de Palau a Vietnam

Vietnam está celebrando en abril cien años de protestantismo en el país, por lo que uno de los invitados especiales fue el evangelista argentino Luis Palau. Es la primera vez desde que en 1975 se estableció el régimen comunista en Vietnam, que le permitieron a un líder cristiano predicar el evangelio ante una gran audiencia. 

Palau, cuyo ministerio está establecido en Oregon, EE.UU.,  se unió a su hijo Andrew para realizar un festival evangelístico en la ciudad Ho Chi Minh (antes conocida como Saigón) los días 9 y 10 de abril. Luego realizaron otros eventos similares el 15 y 16 de abril. Además, el ministerio informó que tienen planes de regresar en junio para predicar en Danang y Hanoi.

Los creyentes de Vietnam están apasionados por alcanzar a su nación de 90 millones de habitantes con el Evangelio. El evangelista dijo: "Las iglesias en Vietnam son mucho más apasionadas, para ser sincero con usted, que las iglesias en los EE.UU., en lo que respecta a adiestrar, preparar y motivar a las personas. Ellos están ansiosos de ganarse a la gente para Jesucristo; desean ser entrenados".

Aunque la Iglesia es buena ganando almas de uno-a-uno, admiten que necesitan ayuda para capacitar a los evangelistas y para crear unidad entre el norte y el sur de Vietnam, al igual que entre las iglesias registradas y las no registradas.

Por el entusiasmo de esparcir el evangelio, tanto iglesias no registradas como registradas con el gobierno le han pidieron a Palau que fuera a Vietnam para ayudar a la gente a crecer en la fe. Incluso hubo funcionarios de gobierno que le dieron la bienvenida a Palau.

¿Qué podría estar causando este afán en un país ateo por un creyente evangélico? Palau entró a Vietnam por primera vez el año pasado, en ese entonces le enfatizó a la gente sobre la transformación completa que debe tener lugar cuando alguien acepta a Cristo. Este concepto lo cubre en el libro que lanzó en  febrero de 2011, Transformado por la fe.

“Lo que hicimos con este libro Transformado por la fe es demostrar lo que la Biblia enseña: cuando vienes a Cristo, no sólo cambia tu mente, sino también tus emociones y vida espiritual", dijo Palau. "Empieza a cambiar tu relación con tu familia y tus actitudes en el trabajo. Comienzas a tener un impacto en la sociedad a tu alrededor, primero en la comunidad donde resides luego se propaga a las iglesias locales. Puede incluso, en muchos casos, tocar naciones.”

“Le  hablamos a la nación que la presencia de Jesús Cristo es una fuente de bendición para la nación porque transforma a las personas, los cambia por la fe en Jesucristo, y los convierte en mejores ciudadanos, más respetuosos, y por la gracia de Dios, incluso creo que en ciudadanos prósperos”, manifestó Palau, cuyo ministerio reportó de miles que se entregaron a Jesús durante los eventos en Vietnam.

La iglesia vietnamita tenía grandes expectativas con la visita de Palau. Le había indicado a Palau: "Queremos el 10 por ciento del país convertido en 2020". Palau dice que el millón más que la Iglesia espera darle la bienvenida al Reino en 2020 es factible con la ayuda del Señor y sin duda con oración.

Fuentes: Charismamag.com y Christianpost.com

anuncio
anuncio
Vuelva a la página de inicio