Si cayó, levántese

Hace un tiempo leí una historia que me llamó la atención. Dice así: “Cierto preso por apoderarse de lo ajeno fue condenado a muerte, pero en su celda ideó un plan para conseguir la libertad. Llamó al alcalde y le dijo que era necesario que le permitiera ver al rey, pues tenía un secreto que no podía comunicarle a otro y que haría muy rico al rey y a su nación.

“Tratándose de un asunto tal, el condenado fue conducido a la presencia del monarca, a quien le reveló que era poseedor de un secreto mediante el cual el oro crecería como las uvas en las parras con tan solo sembrar una semilla que él tenía.

“Sugestionado por aquella revelación, el rey acompañado por sus ministros y por el preso se dirigió a las afueras de la ciudad a un lugar indicado por el preso, quien sacó de su bolsillo una moneda de oro, la que, según él aseguró, plantada en la tierra produciría un árbol en cuyas ramas crecerían monedas de oro. Cuando ya estaba todo listo para plantarla, el reo dijo que había una condición para que la moneda pudiera dar su fruto, y era que la mano que la plantara debía ser completamente pura, y nunca haber cometido ningún acto deshonesto. ‘Yo no puedo plantarla», aseguró el preso y se la entregó a su Majestad.’ El rey tomó la moneda con evidente nerviosidad y dijo: ‘Yo también me acuerdo que cuando era joven solía apoderarme de pequeñas cantidades del tesoro de mi padre. Por lo tanto creo que el primer ministro debe plantarla’.

“El primer ministro dijo: ‘Su Majestad, no querrá que este experimento tan importante sea expuesto a la posibilidad de fracasar por alguna falta de mi parte. Como yo recibo los impuestos estoy sujeto a muchas tentaciones, y es posible que mis manos no estén completamente limpias; así que, con su...

Haga un clic aquí para leer esta columna en su totalidad en la edición digital de agosto 2009 de Vida Cristiana Digital.

 

Deseamos que siga leyendo esta columna en la edición más reciente de Vida Cristiana digital. Si no se ha suscrito a la versión digital, le invitamos a que así lo haga, para que disfrute de los artículos más inspiradores y noticias más sobresalientes del mundo cristiano hispano. Suscríbase aquí.





anuncio
anuncio
Vuelva a la página de inicio