Samuel Rodríguez dice que reunión con Obama fue como hablar “entre creyentes”

El presidente Obama se reunió el pasado miércoles 12 de octubre con algunos líderes evangélicos para discutir varios asuntos de suma importancia para esta comunidad.

La reunión de Obama con la Asociación Nacional de Evangélicos (NAE por sus siglas en inglés) se celebró en el salón Roosevelt luego de que el Presidente hablara en el foro de la Casa Blanca sobre la herencia latina en América celebrado en el Departamento del Interior.

La reunión entre ambas partes (Obama y la NAE) se centró en cinco asuntos: la libertad religiosa a nivel internacional, la libertad religiosa a nivel local, presupuesto y pobreza, la reforma migratoria y las leyes de empleo.

Los líderes evangélicos tuvieron la oportunidad de expresar lo que que es importante para los cristianos constituyentes y descubrir áreas en las cuales la comunidad evangélica puede colaborar y apoyar al Presidente.

Vida Cristiana habló con el Rev. Samuel Rodríguez, presidente de la Conferencia Nacional de Liderazgo Cristiano Hispano (NHCLC por sus siglas en inglés) y miembro del comité ejecutivo de la NAE, para conocer más acerca de la relación entre la NAE y el Presidente Obama, así como el resultado de la reunión.

Vida Cristiana: ¿Cuál fue el tono de la reunión con el Presidente Obama?

Rodríguez: Muy afable. En gran medida como una conversación entre amigos. Tuvimos alrededor de 19 líderes evangélicos, todos parte integral y miembros de la NAE y tuvimos una gran conversación con el presidente. Tuvimos la oportunidad de compartir con el presidente. A pesar de que podamos estar en desacuerdo con el presidente sobre ciertos temas, lo hicimos con gran deferencia y cortesía. No sólo fue cordial la reunión, sino que sonaba como una conversación entre creyentes. La reunión fue edificante, por decir lo menos.

Vida Cristiana: ¡Qué gran noticia! Siempre nos gusta escuchar esta clase de reporte

Rodríguez: Es una buena noticia. Y de nuevo, había un aspecto único en esta reunión. Yo he participado en una serie de reuniones con el presidente. Esta tenía un tono muy positivo en la misma. El presidente se mostró más que dispuesto a escuchar nuestras inquietudes y realmente demostró un nivel de auténtica preocupación y también de comprensión. Realmente apreciamos eso.

Vida Cristiana: ¿Qué discutieron sobre libertad religiosa?

Rodríguez: Hablamos de la libertad religiosa no sólo en el extranjero con la situación actual en Irán y, por supuesto, la reciente intervención de nuestro Departamento de Estado en su relación con el pastor evangélico. Sino también fuimos más allá de esto con los cristianos coptos y todos los cristianos, en Egipto y en todo el mundo.

También hablamos sobre la libertad religiosa que tenemos aquí en los EE.UU. en lo que respecta a las prácticas de contratación. Hablamos sobre la preocupación que tenemos con respecto a la legislación que fue aprobada a través de la Cámara, pero se está deteniendo en el Senado. Todos sabemos que hay un apoyo genuino por la legislación para proteger la libertad religiosa, pero es cargado con algunas cuestiones de procedimiento en el Senado.

Vida Cristiana: ¿Qué acerca del presupuesto? ¿Cuál es el sentir en este aspecto?

Rodríguez: Queremos reducir la deuda y sabemos lo sacrificado que es. Hay algunos servicios que brindamos a los más pobres de los pobres que necesitamos seguir prestando. Nosotros afirmamos este compromiso.

Vida Cristiana: ¿Hacia dónde vamos ahora?

Rodríguez: No fue una reunión que facilitara o solicitara del presidente algún nivel de compromiso. Fue sólo una conversación cordial abierta entre los líderes evangélicos de Estados Unidos y el presidente de los Estados Unidos. Pero una vez más, se sintió como una conversación entre hermanos y hermanas cristianos. El espíritu de la reunión fue muy positivo, de afirmación y validación. Me siento alentado. Creo que es importante que el presidente entienda que la comunidad evangélica tiene su posición varios de estos temas.

anuncio
anuncio
Vuelva a la página de inicio