Devocional

Libre de la vergüenza

¿Tiene una naturaleza basada en la vergüenza? ¿Está arraigado o plantado en la vergüenza? La maldición y el poder de la vergüenza pueden ser arrancados de usted por el poder de Dios. Sabemos por Isaías 54:4 que el Señor ha prometido quitar la vergüenza y la deshonra de nosotros para que nunca más las recordemos. De hecho, Dios ha prometido que en su lugar derramará sobre nosotros una doble bendición. Poseeremos una doble porción de lo que hemos perdido, y tendremos gozo perpetuo (vea Isaías 61:7).

Leer más...

Esto también pasará

Cuando enfrento tiempos difíciles, me digo a mí misma: "Esto no puede durar para siempre. Esto, también, pasará".

Probablemente usted recuerde el pasado en su vida y vea que sobrellevó muchos tiempos
difíciles aunque en ese momento pensaba: No puedo soportar esto un día más.

Leer más...

Ser lento para enojarse

Eclesiastés 7:9, en términos de la versión Reina Valera 1960, nos exhorta: "No te dejes llevar por el enojo que sólo abriga el corazón del necio". No apresurarse en el espíritu a enojarse me habla de autocontrol. No podremos llegar a ser creyentes victoriosos, vencedores, si no aprendemos a ejercitar el dominio propio manejando nuestras emociones, especialmente la emoción del enojo.

Leer más...

Crea y lo logrará

Muchas veces, le he dicho al Señor: "Padre, ¿qué quieres que haga? Si me muestras qué es lo que debo hacer, lo haré con gusto".

Leer más...

Paciencia, no orgullo

Personalmente, he releído y meditado en Gálatas 6: 1-3 cientos de veces. Tengo un temperamento natural que elude la humildad, así que necesito toda la ayuda de las Escrituras que pueda obtener. Yo sí quiero agradar a Dios, y estoy dispuesta a hacer las cosas a su manera, sin importar lo difíciles que sean. La lectura de este pasaje me recuerda que si bien la mala conducta debe ser confrontada en forma amorosa, también habrá ocasiones en que tenga que soportar las fallas de algunas personas conflictivas.

Leer más...

anuncio
anuncio
Vuelva a la página de inicio