Mujer de Proposito

La anatomía de un hábito

Los hábitos son cosas que aprendemos a hacer mediante la repetición y que finalmente hacemos ya sea inconscientemente o con muy poco esfuerzo. Primero formamos hábitos y después ellos nos forman a nosotros. Somos lo que hacemos repetidamente. No se engañe al pensar que usted sencillamente no puede evitar lo que hace, porque lo cierto es que puede hacer o no hacer cualquier cosa si realmente lo quiere. Al menos puede hacer cualquier cosa que sea la voluntad de Dios, y esas son las cosas de las que hablaremos en este libro.

Leer más...

Hablar de tu fe

Imaginemos que te han dado una nueva tarea. Tendrás que re­coger tu oficina, tu casa y tus relaciones y mudarte a Tombuctú. No, no es solo un lugar legendario en el medio de la nada; es una ciudad actual en Mali, África occidental. Te han asignado que vivas entre los tuareg, una tribu nómada del desierto, más conocida por sus tocados y manadas de camellos. Establecerás tu negocio en la zona, empleando a obreros locales, comiendo en los restaurantes locales y uniéndote a la Cámara de Comercio de Tombuctú. Tu misión es aprender todo lo que puedas sobre la cultura tuareg a fin de poder amar a las personas de modo eficaz. No estás allí para intentar hacer que ellos cambien; sen­cillamente eres llamada a amar. ¿Aceptarás el reto?

Leer más...

Yo soy la jefa

WomenExecutiveCada día Mónica va al trabajo pensando en el privilegio y también la responsabilidad de su papel. Ha experimentado la verdad de las palabras de Robert Frost: “Al trabajar fielmente ocho horas por día, al final puede que llegues a ser un jefe y trabajes doce horas por día”.1 Ella ha sacrificado vacaciones para abordar un desarrollo crítico que amenazaba la producción. Se perdió la obra de teatro escolar de su hija porque estaba fuera de la ciudad en el seminario anual de fomento del equipo. Se ha angustiado por la pérdida de una amistad cuando fue ascendida y se convirtió en la líder de su amiga en lugar de ser su igual. Ella tiene algunos lamentos, pero en su mayor parte le encanta su trabajo, se desenvuelve en su papel como líder y saborea el privilegio de volcarse en las vidas de su plantilla.

Leer más...

Dios responde

prayer womanMe invocará, y yo le responderé. —Salmo 91:15

Dios promete responder a aquellos que realmente le aman y que invocan su nombre. Piense en lo que este versículo le está hablando.

Cuando pienso en cómo Dios responde cuando lo invocamos, pienso en el día cuando llegamos a casa y encontramos que el automóvil de nuestros adolescentes había sido robado del estacionamiento. Hicimos una reunión familiar y le pedimos a Dios que devolviera el automóvil. Él nos dijo que perdonáramos a la persona que se lo había llevado. Esto fue difícil al principio, pero como el perdonar es una elección, no un sentimiento, tomamos la sincera decisión de perdonar. Perdonarlos a ellos no parecía ayudar con la situación. El departamento de policía nos dijo que ellos no creían que íbamos a volver a ver nuestro automóvil ya que había pasado más de una semana. Era difícil ignorar el reporte negativo, pero seguimos creyendo que Dios iba a hacer un milagro. Sabíamos que aunque nunca más volviéramos a ver el auto, todavía seguiríamos amando y confiando en Dios, pero no queríamos que el diablo ganara. Y así fue como, una semana más tarde, el milagro sucedió. Un hombre se entregó y dijo que él había estado robando cosas toda su vida, pero que esta era la primera vez que él se sintió culpable.

Leer más...

Siga los pasos de Rut

walkingSi había alguien considerada inelegible para recibir la gracia de Dios y su perdón, esa era Rut, pero aun así ella es una ejemplo de mujer que no se conformaba con el no. En el primer capítulo de Rut, ella juntó sus cosas y se dirigió a Israel con Noemí, prometiendo adorar a su Dios. En el segundo capítulo, ella descubrió la bondad de Dios en los campos de trigo de Booz cuando él les dijo a sus trabajadores que le dejaran granos para ella. En el tercer capítulo, ella se convirtió en una persona tan audaz que fue a ver a Booz y se acostó a sus pies para pedirle que se casara con ella. (Como Noemí era pariente de Booz, Rut estaba peticionándole que ejerciera la ley llamada “obligación de pariente” en la que el pariente más cercano debe casarse con la viuda para proteger su linaje.) Y en último capítulo de su historia, esta muchacha desprivilegiada de Moab se casó con Booz y vemos a un coro de israelitas diciéndole: “Y dijeron todos los del pueblo que estaban a la puerta con los ancianos: Testigos somos. Jehová haga a la mujer que entra en tu casa como a Raquel y a Lea, las cuales edificaron la casa de Israel; y tú seas ilustre en Efrata, y seas de renombre en Belén” (Rut 4:11). ¿Cómo pasó Rut de ser una estigmatizada pagana a convertirse en una celebrada “hija de Raquel y Lea”? Ella tomó el mismo camino que usted debe tomar.

Leer más...

Acepta tu individualidad

butterflylHay quien considera que un día tiene más importancia que otro, pero hay quien considera iguales todos los días. Cada uno debe estar firme en sus propias opiniones. Romanos 14:5 (NVI)

Me gusta cada uno de los ingredientes del jugo de verduras: tomates, zanahorias, apio, remolacha, perejil, lechuga, berros y espinacas. Sin embargo, casi no puedo soportar beber ni siquiera el mínimo sorbo de esta mezcla saludable. Por otro lado, si me ofrecen estos mismos ingredientes en forma de ensalada, es probable que pida un segundo plato. ¿Dónde está la diferencia? ¡En la individualidad! En el jugo de verduras, todas han sido mezcladas y han perdido su distinción. Mientras que en la ensalada, están en el mismo plato pero han mantenido su sabor individual. Lo mismo ocurre con las personas emocionalmente seguras. Se sienten cómodas manteniendo su singularidad al tiempo que trabajan en armonía con los que son diferentes.

Leer más...

anuncio
anuncio
Vuelva a la página de inicio