Boletin Ministrial

Los mentores pueden ayudarle a crecer espiritualmente

menstudyDios no desea que vivamos en aislamiento. Hace unos años me di cuenta que para cumplir mi propósito desesperadamente necesito personas en mi vida. Mis padres invirtieron en mí, así también maestros, entrenadores, patronos, pastores y amigos. No me hice por mí mismo, ni usted tampoco. Cualquier éxito que hemos alcanzado es el resultado de alguien que sacó el tiempo para instruirnos, animarnos y corregirnos. ¡Eso nos hace sentir humildes!

Leer más...

No temer pese a los ataques

serpentDios nunca le prometió una vida sin problemas. Usted no puede evitar los ataques del enemigo contra su vida. Quiero estar seguro de que comprenda cómo vencer sus amenazas. Hay tres clases de ataques que el enemigo usa para amenazarlos a usted y a su familia.

El ataque esperado (el león)

En el cántico de Moisés se describe cómo Dios lo protege contra el león. El león es como imagen de una lucha desigual, tal como una enfermedad que amenaza la vida. Pero en el Salmo 91, el león también representa la amenaza de los ataques esperados contra su vida y su familia. Cuando está en presencia de un león, usted espera ser atacado. No hay sorpresas aquí. La vida completa viene con problemas incorporados.

Leer más...

Caer sobre su propia espada

Sword-ArmourSi hay una última estrategia del enemigo respecto a todos los ministros en cualquiera de los cinco oficios ministeriales (Efesios 4:11), es ver al líder espiritual caer sobre su propia espada. La frase “caer sobre su propia espada” significa que aunque usted diga a los demás qué hacer y cómo vivir, usted no cumple ese deber en su propia vida. Esto se ilustra cuando los ministros que han advertido a otros de trampas, caen en esas mismas trampas, o quien, después de predicar la práctica del caminar cristiano a otros, hace lo que les predicó que no hicieran.

Leer más...

La guarda del profeta

statue of libertyIsaías dijo: “Señor, sobre la atalaya estoy yo continuamente de día, y las noches enteras sobre mi guarda” (Isaías 21:8, énfasis añadido). Guarda es una palabra interesante. En hebreo es la palabra mishméret, que significa vigía, el centinela, el puesto, preservación, oficio, ordenanza, una salvaguarda. Viene de la raízmishmár, que significa un guarda.

Leer más...

La soberanía y la crucifixión

La soberanía de Dios se ve en la muerte de Jesús. Él había vivido su vida en la tierra entre los hombres. Tenía treinta y tres años y llegó el tiempo en que debería ser el rey de Israel; así pensaba la gente. Incluso intentaron hacerlo rey por la fuerza (Juan 6:15), pero Él se negó. Así que lo agarraron y lo clavaron en la cruz.

Una vez oí decir a un predicador galés y creo que tiene razón que los discípulos nunca pensaron que alguien podría clavar a Jesús en el madero, que ellos nunca creyeron que Jesús podría morir. Ellos creían que este Hombre, este Hombre maravilloso que podía aquietar las olas, sanar a los enfermos, echar fuera al diablo, y hacer ver a los ciegos, no podía morir. O si moría, creían que inmediatamente resucitaría en majestad y sería rey de Israel. Y sin embargo, allí estaba, colgando de una cruz. Fueron y lo bajaron. Con gran tristeza y lágrimas lo envolvieron en su sudario. Usaron ungüentos para tratar de darle una especie de embalsamamiento y lo pusieron en la tumba nueva de José.

Leer más...

Teología y adoración

biblia-antiqueAl haber tenido un pie en el campo reformado y el otro en el campo carismático-pentecostal, me ha ido alarmando cada vez más la tendencia en la adoración entre el segundo campo. Los primeros metodistas obtuvieron su teología en su mayor parte de sus himnos. Esto les hizo orientarse hacia la teología, un rasgo que usted y yo nunca debemos perder. ¿De quién eran los himnos que cantaban los primeros metodistas? Cantaban los himnos escritos por personas como Isaac Watts (1674-1748), Charles Wesley (1707-1788), William Cowper y John Newton (1725-1807). Léalos. Cántelos. ¿Ha echado un vistazo últimamente a las palabras de himnos como “¿Y podría ser que tuviera más interés en la sangre de mi Salvador?, “Cuando miro la maravillosa cruz sobre la que murió el Príncipe de gloria”, “Dios se mueve de una manera misteriosa para llevar a cabo sus maravillas”, “Qué dulce suena el nombre de Jesús”, “Oh, tener un corazón para alabar a mi Dios, un corazón libre de pecado”? Rogaría que la presente generación de todos los cristianos cantaran tanto lo nuevo como lo viejo. Jesús relató una parábola acerca del “propietario de una casa que saca de su almacén tanto tesoros nuevos como viejos” (Mateo 13:52), un principio que perfectamente podría aplicarse a himnos nuevos y viejos.

Leer más...

anuncio
anuncio
Vuelva a la página de inicio