Boletín Ministerial

dirreccion  escoger

Su propósito da dirección, no detalles

Tal vez no tenga una imagen específica de su destino final, pero sí tiene un don. Y cuando determine cuál es su don, eso ayudará a traer dirección a su vida. Una vez usted determine su dirección, podrá empezar a operar en él. Su propósito provee dirección hacia su destino, pero es importante comprender que su propósito no contiene los detalles de su destino.

José tenía un sueño proveniente de Dios, y este le dio visión y dirección. Sin embargo, él no sabía cómo sería la manifestación final de ese sueño. José también tenía un don proveniente de Dios, y ese don le dio propósito en su vida diaria. Pero él no conocía los detalles de cómo sería usado ese don en su destino. Leer más...

marriage

Las tres columnas del matrimonio

El Creador enseña a la humanidad que el pacto del matrimonio se fundamenta en tres áreas básicas, que son: el área espiritual, el área emocional y el área física, en ese estricto orden.

¿Por qué en ese orden? Porque si la pareja no desarrolla una unidad espiritual, creciendo juntos en esta área, la posibilidad de que puedan permanecer juntos se reduce considerablemente. La unidad espiritual es algo así como el acoplamiento de flexibilidad que une a las dos personas y que absorbe las diferencias entre ellos, permitiéndoles tener mayor tolerancia e interés el uno por el otro. Leer más...

justice

La justicia anhelada

La justicia de la que tienen hambre y sed los bienaventurados, es por la justicia del evangelio de Jesucristo. La palabra “justicia” significa “sin culpabilidad, inocente, puro, santo, de carácter recto, sin trampa y sin engaño”. De modo que los bienaventurados que tienen hambre y sed de justicia no desean engañar ni ser engañados, anhelan no hacer trampa, son gente que tienen hambre y sed de vivir una vida en paz, con una conciencia limpia. Este punto es muy importante, ya que en el momento en que nos desconectamos de nuestra conciencia, nos encontramos en peligro, porque la conciencia es el instrumento que Dios usa para guiarnos hacia el bien y apartarnos del mal. No obstante, Satanás puede nublar tu conciencia. ¿Cómo logra hacer esto? Él te ataca e invade tu mente, y tú alimentas la naturaleza de Satanás, es decir, le das paso a malos pensamientos y empiezas a hacer cosas erradas que según tu parecer están bien, perdiendo la brújula de la justicia del cielo. Leer más...

thinkbig

Determine sus propios pensamientos

La Biblia nos instruye varias veces a ser vigilantes o a mantenernos en guardia y orar. Una de las cosas que debemos vigilar atentamente son nuestros pensamientos. Si estos no se corresponden con los pensamientos de Dios (su Palabra), debemos deshacernos de tales pensamientos equivocados. No podemos aprovechar el día a menos que estemos dispuestos a dominar nuestros pensamientos de forma regular. Un hombre se convierte en lo que piensa (véase Proverbios 23:7), o como digo con frecuencia: «A donde la mente va, el hombre la sigue». Leer más...

family

El amor y la familia

Cuando Dios creó el concepto de familia, simultáneamente nos dio un regalo y un desafío extraordinarios. La familia requiere de un compromiso inquebrantable hacia el otro, incluso cuando todos sean sumamente conscientes de los defectos del otro.

Estas palabras emblemáticas son del “Capítulo del amor” que se encuentra en la Biblia:

El amor es paciente y bondadoso. El amor no es celoso ni fanfarrón ni orgulloso ni ofensivo. No exige que las cosas se hagan a su manera. No se irrita ni lleva un registro de las ofensas recibidas. No se alegra de la injusticia sino que se alegra cuando la verdad triunfa. El amor nunca se da por vencido, jamás pierde la fe, siempre tiene esperanzas y se mantiene firme en toda circunstancia (1 Corintios 13:4-7). Leer más...

oracion

Una tarea imposible en nuestras fuerzas

Los que aceptan mis mandamientos y los obedecen son los que me aman. Y, porque me aman a mí, mi Padre los amará a ellos. Y yo los amaré y me daré a conocer a cada uno de ellos.

—Juan 14:21 

Jesús anhela tener una relación íntima de amor con cada uno de sus hijos. Sin esta relación vivificante, no podemos guardar los mandamientos. A pesar de nuestras mejores intenciones para obedecer las leyes de Dios, resulta una tarea imposible en nuestras propias fuerzas. Luchamos con la carga pesada de votos y promesas sin cumplir, hasta que estemos tan cargados que apenas podamos elevar nuestras voces en oración. Nos sentimos estancados, incapaces de obedecer, así que acudimos a nuestros pastores, nuestros compañeros o amigos por ayuda. Esperamos que ellos puedan buscar a Dios por nosotros y decirnos qué es lo que Dios les habla. Leer más...

Use Desktop Layout
VIDA CRISTIANA

Boletínes de Vida Cristiana

Mantente en contacto con las noticias, los bloggers y los artículos que usted disfruta.