Boletines

faliure

La trampa de la comparación

El juego de la comparación es una trampa muy común, pero perjudicial. Comparar es examinar dos cosas para encontrar similitudes y diferencias. Es medir una cosa contra otra. Las mujeres solemos comenzar el juego de la comparación a una edad temprana. Comparamos los vestidos, los zapatos y las muñecas; y luego el tamaño del sujetador, los novios, el peso, y la capacidad de cocinar y la limpieza de nuestros hogares. Cuando no tenemos mucho éxito en un aspecto de nuestra vida, a veces encontramos consuelo al ver que alguien más tiene menos éxito que nosotras en eso. Es el alivio que experimentamos cuando entramos a la casa de una amiga o vecina y encontramos montones de ropa y juguetes en el suelo; o el sentimiento de frustración al entrar en una casa que está absolutamente limpia y libre de polvo y en la que están horneando pan casero. Inmediatamente empezamos a comparar. Es una reacción natural. Leer más...

familia

La reunificación familiar

José les proporcionó [a sus hermanos] carros […], y les dio provisiones para el viaje. A cada uno le dio ropa nueva, pero a Benjamín le dio cinco mudas de ropa y trescientas monedas de plata. También le envió a su padre diez burros cargados con los mejores productos de Egipto, y diez burras cargadas con grano, pan y otras provisiones que necesitaría para el viaje. Entonces José despidió a sus hermanos y, cuando se iban, les dijo: “¡No se peleen por todo esto en el camino!”. Y ellos salieron de Egipto y regresaron donde vivía su padre Jacob, en la tierra de Canaán (Génesis 45:21-25, NTV).

Los hijos de Jacob regresaron a Canaán a la moda. No más túnicas gastadas y burros demacrados. Conducían camionetas nuevas llenas de regalos. Llevaban chaquetas de cuero y botas de piel de caimán. Sus esposas e hijos los vieron en el horizonte. “¡Están de regreso! ¡Están de regreso!”, seguido de abrazos y besos. Leer más...

kingdom

El cielo no calla

Algunos psicólogos creían que los llamados niños índigo tenían problemas y anomalías mentales, mientras que otros insistían que habían experimentado algún tipo de actividad paranormal o evolución de la conciencia. Francamente, palabras como telepático y clarividente me hacían temblar. ¿Las experiencias de Josiah venían de Dios y su Reino, o de alguna especie de reino “psíquico”?

Antes de que pudiera pensar mucho en ello, Josiah llegó dando saltos. No había compartido con él nada respecto a Kim (la terapista favorita de Josiah), así que él no sabía nada sobre nuestras conversaciones. Mientras esperaba que escribiera, pensé en lo mucho que apreciaba los conocimientos profesionales de Kim y su deseo de ayudarnos. Leer más...

persevere

Sácale el jugo a la prueba

En Proverbios 3:5 dice: “Confía en el Señor con todo tu corazón, y no te apoyes en tu propia inteligencia”. Esto quiere decir que ante los desafíos que se presentan, debemos tomar la decisión de acallar las voces del razonamiento y la lógica para descansar en los brazos amorosos del Padre celestial. Los resultados no tienen que ver con lo que dicen nuestros sentidos, sino que tienen que ver con la FE. Esto es la convicción de que lo que no estoy viendo ahora, pero que lo voy a ver (lee Hebreos 11:1). Leer más...

screaml

Pelee la buena batalla

Lo más gracioso acerca de mi trabajo de consejería es que las parejas nunca vienen a verme porque las cosas están muy bien en su relación. Vienen a mí porque se encuentran en medio de una pelea. Y como mi esposa Nancy y yo tuvimos que aprender, no todas las peleas son iguales.

Donna y Charles habían estado casados por 15 años cuando vinieron a consejería debido a que «peleaban todo el tiempo». Ellos tampoco bromeaban. En la primera hora que fui parte de sus vidas, discutieron en cinco ocasiones. No pudieron ponerse de acuerdo sobre las historias de sus desacuerdos. Les pedí que pensaran en un tiempo de su matrimonio en el que no peleaban. Ambos reconocieron que habían disfrutado de una temporada así, solo que no pudieron ponerse de acuerdo sobre cuándo esta tuvo lugar. Leer más...

biblia antique

Enfrente el temor con la Palabra de Dios

El temor no es algo que podemos hacer desaparecer como un acto de magia. El temor debe ser enfrentado y tratado con y de acuerdo a la Palabra de Dios.

Hay ocasiones en que la gente es liberada maravillosamente del temor a través de la oración. No hay duda sobre eso, porque ser­vi­mos a un Dios de milagros. He orado por per­sonas que desean ser liberadas del temor, y luego regresan para decirme: “Después que usted oró por mí, no he tenido más problemas con el miedo”. Pero la mayoría del tiempo, el temor se enfrenta y conquista cuando medi­ta­mos y confesamos la Palabra de Dios, y resis­timos el temor con el poder del Espíritu. Leer más...

thinkbig

Determine sus propios pensamientos

La Biblia nos instruye varias veces a ser vigilantes o a mantenernos en guardia y orar. Una de las cosas que debemos vigilar atentamente son nuestros pensamientos. Si estos no se corresponden con los pensamientos de Dios (su Palabra), debemos deshacernos de tales pensamientos equivocados. No podemos aprovechar el día a menos que estemos dispuestos a dominar nuestros pensamientos de forma regular. Un hombre se convierte en lo que piensa (véase Proverbios 23:7), o como digo con frecuencia: «A donde la mente va, el hombre la sigue». Leer más...

family

El amor y la familia

Cuando Dios creó el concepto de familia, simultáneamente nos dio un regalo y un desafío extraordinarios. La familia requiere de un compromiso inquebrantable hacia el otro, incluso cuando todos sean sumamente conscientes de los defectos del otro.

Estas palabras emblemáticas son del “Capítulo del amor” que se encuentra en la Biblia:

El amor es paciente y bondadoso. El amor no es celoso ni fanfarrón ni orgulloso ni ofensivo. No exige que las cosas se hagan a su manera. No se irrita ni lleva un registro de las ofensas recibidas. No se alegra de la injusticia sino que se alegra cuando la verdad triunfa. El amor nunca se da por vencido, jamás pierde la fe, siempre tiene esperanzas y se mantiene firme en toda circunstancia (1 Corintios 13:4-7). Leer más...

oracion

Una tarea imposible en nuestras fuerzas

Los que aceptan mis mandamientos y los obedecen son los que me aman. Y, porque me aman a mí, mi Padre los amará a ellos. Y yo los amaré y me daré a conocer a cada uno de ellos.

—Juan 14:21 

Jesús anhela tener una relación íntima de amor con cada uno de sus hijos. Sin esta relación vivificante, no podemos guardar los mandamientos. A pesar de nuestras mejores intenciones para obedecer las leyes de Dios, resulta una tarea imposible en nuestras propias fuerzas. Luchamos con la carga pesada de votos y promesas sin cumplir, hasta que estemos tan cargados que apenas podamos elevar nuestras voces en oración. Nos sentimos estancados, incapaces de obedecer, así que acudimos a nuestros pastores, nuestros compañeros o amigos por ayuda. Esperamos que ellos puedan buscar a Dios por nosotros y decirnos qué es lo que Dios les habla. Leer más...

istock 9498736

Espere la bondad de Dios

Así como el sol irradia calor, Dios irradia bondad. No es lo que Él hace; es quién es Él. La misma naturaleza de Dios es buena.

Es importante que reconozcamos la bondad de Dios. La Escritura dice que toda buena dádiva proviene de nuestro Padre celestial, tanto grandes como pequeñas. Leer más...

Subcategorías

Use Desktop Layout
VIDA CRISTIANA

Boletínes de Vida Cristiana

Mantente en contacto con las noticias, los bloggers y los artículos que usted disfruta.