biblia-antiqueEn Romanos 4:13 es evidente que la promesa que Dios le hizo a Abraham de que sería heredero del mundo, no fue mediante la ley sino por la justicia de la fe. Hoy, como pertenecemos a Jesús, somos semilla de Abraham y herederos de acuerdo a la promesa. Cuanto más creamos que somos justos en Cristo, más experimentaremos su provisión. Amigo mío, ser un heredero del mundo y caminar en las bendiciones de Abraham de salud, protección y provisión abundante viene por fe. Esto es creer que aunque no merecemos ninguna bendición de Dios, hemos sido hechos justos por el sacrificio y la obra consumada de su Hijo ¡y estamos calificados para recibir todas sus bendiciones! En la cruz, Jesús tomó nuestros pecados y nos dio su justicia. Tomó nuestra pobreza y nos dio su abundancia. Tomó nuestra vergüenza y nos dio su victoria. ¡Crea hoy que ha sido hecho justo por la obra consumada de Jesús y comience a caminar en las bendiciones de Abraham! 

Pero la justicia que es por la fe dice… —Romanos 10:6

Pero teniendo el mismo espíritu de fe, conforme a lo que está escrito: Creí, por lo cual hablé, nosotros también creemos, por lo cual también hablamos. —2 Corintios 4:13

La muerte y la vida están en poder de la lengua… —Proverbios 18:21

Regocíjate, oh estéril, la que no daba a luz; levanta canción y da voces de júbilo… —Isaías 54:1

- Tomado del libro Promesas de provisión por Joseph Prince. Publicado por Casa Creación. Usado con permiso.

Use Desktop Layout
VIDA CRISTIANA