Boletines

Página 5 de 90

forgiveness

Abrazar su gracia

A mediados del mes de agosto del 2003, Dios había hecho una cita divina conmigo y me visitó de una manera sobrenatural. Llegó tal y como yo se lo había pedido. Sí, mi vida cambió para siempre. Mas no fue por causa de dar un paso más cercano en dirección a la fama como yo lo había pensado, sino porque di un paso más cercano a mi Padre celestial. Tuve mi encuentro con el amor perfecto, redentor, abrasador, perdonador y restaurador de Dios. Ese día miré su gracia fijamente a los ojos, y me enamoré de mi Dios. Ese día, la hija pródiga regresó a casa. Nací de nuevo como hija del Dios vivo, del gran YO SOY. Ese día, fui perdonada y todos mis pecados fueron olvidados. Ese gran día, yo elegí el camino de Dios, y nunca volveré atrás. Leer más...

look up

Mirar más allá de la superficie

Su Creador puede ver cosas en usted que las demás personas no pueden ver. Algunas veces, la gente va a tratar de hundirlo o de hacerle sentir insignificante. Algunas veces sus propios pensamientos trataron de convencerlo de que no da la talla. Pero Dios mira más allá de la superficie, más allá de los errores que ha cometido, más allá de lo que alguien dijo acerca de usted y Él ve su increíble valor. Usted podría pensar, me he equivocado. Lo he arruinado. He fallado. Estoy eliminado. No, Dios aún ve más en usted. Dios no solamente ve lo que usted es; Él ve lo que usted puede llegar a ser. Quizá haya cometido algunos errores, pero Dios todavía ve victoria en su interior. La gente podría haber tratado de hundirlo. Pero Dios lo ve yendo más alto. Leer más...

goingup

Dar paso al nuevo liderazgo

La única forma de crear una cultura permanente de abrir espacios al nuevo liderazgo en nuestras organizaciones es cediendo autoridad y decidiendo perder poder. Hace muchísimos años, en el libro En busca de la excelencia, de Thomas J. Peters y Robert H. Waterman, Jr., leí una frase que decía: “Uno puede convertirse en  un ‘líder tapón’ o en un ‘líder escalera’”.

Lo natural es que las personas siempre crezcan. Nunca trates de encerrar a tu gente en una botella y pongas la tapa en ella porque el que irá para afuera serás tú. La gente va a seguir creciendo y te va a expulsar, no lo dudes. Leer más...

siervo

En el regazo de Jesús

Llevaba a Anna delante con nosotros. Ella iba sentada al lado de la ventanilla, observando tranquilamente los tractores “dieciocho ruedas”, postes telefónicos, y diminutos pueblos ocasionales que pasaban. Yo tenía la mano sobre su rodilla y mi cabeza sobre el hombro de Kevin. No quería dormitar, sabiendo lo poco que él había dormido; tan solo quería seguir sentada allí y escuchar el sonido del motor diésel.

“¿Mamá?”. Anna apartó la cabeza de la ventanilla y me miró.

“¿Sí, cariño?”.

“Mira… fui al cielo cuando estaba en ese árbol”. Leer más...

gods hand

Manténgase conectado

“Yo soy la vid y ustedes las ramas. El que permanece en mí, y yo en él, producirá mucho fruto, pues separados de mí, ustedes no pueden hacer nada” (Juan 15:5, PDT).

Carol y su esposo, John, eran miembros activos en una iglesia en donde se enseñaba que el tiempo de los milagros había terminado. Todo aquel que creyera en señales y maravillas era considerado sospechoso. De hecho, Carol era una de las ancianas de la iglesia y una de sus tareas principales era la de proteger a la congregación de toda influencia carismática. A las personas que parecían creer en tales cosas se les decía que no eran bienvenidas allí. Leer más...

persevere

No podemos vivir resignados

No es el deseo ni la voluntad de Dios que vivamos resignados. La Biblia nos dice: “Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, éstos son hijos de Dios. Pues no habéis recibido el espíritu de esclavitud para estar otra vez en temor, sino que habéis recibido el espíritu de adopción, por el cual clamamos: ¡Abba, Padre! El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu, de que somos hijos de Dios. Y si hijos, también herederos; herederos de Dios y coherederos con Cristo, si es que padecemos juntamente con él, para que juntamente con él seamos glorificados. Pues tengo por cierto que las aflicciones del tiempo presente no son comparables con la gloria venidera que en nosotros ha de manifestarse. Porque el anhelo ardiente de la creación es el aguardar la manifestación de los hijos de Dios” (Romanos 8:14-19). Leer más...

istock 3277366

La resurrección lo cambia todo

La afirmación de que Jesús resucitó tres días después de morir no es solo una afirmación de fe, sino una declaración que puede ser examinada históricamente. El filósofo Stephen Davis afirmó: “Sin embargo, sostengo que el significado de la resurrección depende del hecho de la resurrección. Es decir, si Jesús en realidad no fue levantado de entre los muertos, su resurrección no tiene ningún significado interesante en particular”. Leer más...

healthy foods

Cómo bajar los niveles de glucosa

Si a usted le han diagnosticado diabetes, su objetivo y el de su médico será bajar y estabilizar los niveles de glucosa en su sangre. Por tal motivo, un tratamiento exitoso para su trastorno puede incluir medicinas suministradas por vía oral (hasta que usted pueda estabilizar el azúcar en su sangre por medio de la dieta y el ejercicio); insulina, si es necesario; y dieta. El ejercicio juega un papel importante. Muchas personas con diabetes necesitan perder peso, y algunos controlar su colesterol y su presión arterial. Leer más...

waiting

El tiempo de espera es para crecer

Cuando entregamos nuestra vida a Dios, decidimos creerle y dejar que actúe en nosotros. Debemos entender que estamos asumiendo un reto y dando el paso hacia algo llamado transformación. Tengo muchos años de servir al Señor. Cuando tenía 14 años, Dios me alcanzó, he estado más de la mitad de mi vida en este hermoso proceso. No ha sido fácil, muchas veces he desmayado, me he cansado, desmotivado, frustrado y, al igual que tú, estoy en la sala de espera. Entiendo perfectamente lo que uno siente. Quizás hayamos recibido una promesa y los años pasan sin que veamos aún lo que tanto anhelamos con nuestros ojos físicos; o, por el contrario, hemos recibido una mala noticia y solo un milagro de Dios puede cambiar la situación. Sin embargo, también puedo dar testimonio que no soy la misma de algunos años atrás. Dios ha venido trabajando en mi vida de manera intensa, progresiva y constante. Debo confesar que también me he rendido a su voluntad y, aunque muchas veces me ha dolido, he permitido que me moldee. Hoy, veo parte de los frutos de esas decisiones.   Leer más...

Subcategorías

Use Desktop Layout
VIDA CRISTIANA

Boletínes de Vida Cristiana

Mantente en contacto con las noticias, los bloggers y los artículos que usted disfruta.