holy laugh¿Y finalmente qué es una hormona? Quizá usemos términos como “estrógeno”, “testosterona” y “progesterona” como parte de nuestro vocabulario diario, pero ¿realmente sabemos de qué estamos hablando?

Las hormonas son los mensajeros químicos de su cuerpo. Viajan por su torrente sanguíneo a los tejidos o a los órganos. Trabajan lentamente, a lo largo del tiempo, y afectan muchos procesos diferentes, incluyendo:

•           Crecimiento y desarrollo.

•           Metabolismo: La manera en que su cuerpo extrae energía de los alimentos que consume.

•           Función sexual.

•           Reproducción.

•           Estado de ánimo.

Las glándulas endocrinas, que son grupos de células especiales, elaboran las hormonas. Las glándulas endocrinas más importantes son la pituitaria, la pineal, el timo, la tiroides, las suprarrenales y el páncreas. Además, los hombres producen hormonas en sus testículos y las mujeres las producen en sus ovarios.

El sistema endocrino se compone de ocho glándulas endocrinas que no solamente producen y almacenan hormonas, sino que también las secretan. Aunque las glándulas endocrinas más importantes están distribuidas a lo largo del cuerpo, siguen siendo consideradas un solo sistema, porque tienen funciones similares, mecanismos de influencia similares y muchas interrelaciones importantes.

Las hormonas son poderosas. Se requiere solamente una pequeñita cantidad para generar grandes cambios en las células e incluso en todo el cuerpo. Por eso es que tener muy poco o demasiado de cierta hormona puede ser serio. Los análisis de laboratorio pueden medir los niveles hormonales en su sangre, orina o saliva.

Algunas glándulas también tienen regiones no endocrinas que tienen otras funciones diferentes de la secreción hormonal. Por ejemplo, el páncreas tiene una porción exocrina importante que secreta enzimas digestivas y una porción endocrina que secreta hormonas. Los ovarios y los testículos secretan hormonas y también producen óvulos y espermatozoides. Algunos órganos como el estómago, los intestinos y el corazón, producen hormonas, pero su función principal no es la secreción hormonal.

El sistema endocrino controla la manera en que funciona su cuerpo. Produce hormonas que viajan a todas las partes de su cuerpo para mantener sus tejidos y órganos. Estas son algunas de las áreas gobernadas por el sistema endocrino:

•           Reproducción.

•           Respuestas al estrés y las lesiones.

•           Crecimiento y desarrollo sexual.

•           Niveles de energía del cuerpo.

•           Equilibrio interno de los sistemas del cuerpo.

•           Fuerza ósea y muscular.

Cuando sus glándulas endocrinas trabajan juntas suavemente, su cuerpo funciona como un baile coreografiado, pero cuando algo se descompone, su cuerpo comienza a fallar y a quejarse. 

Estas son las glándulas del sistema endocrino de la mujer, en orden alfabético:

•           Suprarrenales. Sus dos glándulas suprarrenales, las cuales se ubican sobre sus riñones, secretan una hormona conocida como adrenalina cuando usted experimenta estrés. Influencian el uso de energía de su cuerpo.

•           Hipotálamo. Su hipotálamo es una porción de su cerebro del tamaño de una almendra, ubicado justo arriba del tallo cerebral. Sintetiza y secreta hormonas hipotalámicas que a su vez estimulan a la glándula pituitaria.

•           Ovarios. Estos órganos productores de óvulos también producen estrógeno y progesterona.

•           Páncreas. Su páncreas es parte tanto del sistema endocrino como del sistema digestivo. Libera insulina, necesaria en su cuerpo para metabolizar el azúcar, como cualquiera que haya batallado con la diabetes sabrá.

•           Paratiroidea. Esta consiste en un par de glándulas que se suelen situar detrás de la glándula tiroides. Producen una hormona que, junto con una hormona de la glándula tiroides, regula el contenido de calcio de su sangre y de sus huesos.

•           Pineal. Ubicada en el centro de su cerebro, es semejante a una pequeña piña (por eso es llamada “pineal”). Produce varias hormonas vitales, notablemente melatonina, que influencia sus ciclos de sueño/vigilia así como su desarrollo sexual.

•           Pituitaria (Hipófisis). Abajo en la lista alfabética, pero muy arriba en la lista de importancia de las glándulas endocrinas, su glándula pituitaria impulsa y guía el resto de su sistema endocrino y es esencial para su crecimiento y madurez, así como su desarrollo mental.

•           Timo. Su glándula timo que tiene dos lóbulos se puede encontrar entre el esternón y su corazón. Principalmente activa en la niñez, genera células T para su sistema inmune.

•           Tiroides. Su glándula tiroides es una de las glándulas más grandes de su cuerpo, localizada en la parte frontal de su cuello cerca de su manzana de Adán. Las hormonas que produce regulan el crecimiento y el ritmo de funcionamiento de muchos otros sistemas de su cuerpo.

Los endocrinólogos son médicos especialistas en función hormonal, y pueden prescribir análisis para ayudar a diagnosticar los desequilibrios hormonales. Tienen una comprensión cada vez mayor de las complejas interacciones de las hormonas humanas, y no solamente entre sí, sino también con los multitudinarios sistemas y procesos dentro del cuerpo de una persona y su ambiente.

El “equilibrio” hormonal es un asunto delicado, sin duda. Pero cuando sus hormonas no están funcionando como deberían, por la razón que sea, usted padece los efectos. Podría adjudicarle su mal a cualquier cantidad de orígenes obvios que generan estrés, y probablemente pueda cambiar algunas de esas circunstancias, solamente para fallar en abordar los desequilibrios hormonales invisibles que permanecen.

Las mujeres y las hormonas

De la cuna a la tumba sus hormonas desempeñan un papel vitalmente importante en nuestra salud y bienestar. Como mujer, usted estará más al tanto de la operación de las llamadas “hormonas sexuales”, los estrógenos en particular (estradiol, estriol y estrona).

Las mujeres de hoy son afortunadas de tener acceso a mucha información y opciones. Nuestras madres y abuelas no fueron tan afortunadas, pero en su mayoría, sus dificultades hormonales probablemente no fueron tan severas como las que enfrentamos en esta era. Esto debido en parte a la cantidad de xenoestrógenos ambientales y alimentarios a los que somos expuestas a diario, provenientes de contaminantes ambientales, pesticidas, latas recubiertas de plástico, estrés y carne de res, carne de aves y leche cargadas de hormonas de crecimiento.

Los xenoestrógenos son sustancias que ejercen efectos semejantes al estrógeno en nuestros sistemas, y por lo tanto contribuyen con el desequilibrio hormonal debido a la dominancia del estrógeno. Es esta dominancia del estrógeno lo que provoca la pubertad temprana en las niñas. Si se le añade una función suprarrenal disminuida (fatiga adrenal) debido a los estilos de vida altos en estrés y dietas pobres con todo y alto consumo de cafeína y azúcar, tiene los componentes básicos para una nación de mujeres desequilibradas hormonalmente.

Las buenas noticias son que sin importar su etapa de vida y madurez sexual, siempre hay maneras de recuperar su equilibrio hormonal y reclamar su chispa para vivir.

―Tomado de El gran libro de las hormonas editado por Siloam. Publicado por Casa Creación. Usado con permiso.

Use Desktop Layout
VIDA CRISTIANA

Boletínes de Vida Cristiana

Mantente en contacto con las noticias, los bloggers y los artículos que usted disfruta.