forgivenessUna de las pruebas que podemos esperar encontrar en nuestro recorrido con Dios es la prueba de la confianza. Muchas veces le decimos a Dios: “¿Qué está pasando en mi vida? ¿Qué estás haciendo? ¿Qué está sucediendo? No lo entiendo”. En ocasiones las cosas que nos suceden parecen llevarnos en dirección exactamente opuesta a lo que sentimos que Dios nos ha revelado. 

Aquí es donde muchos se dan por vencido, fracasan y buscan un camino que parece ser más rápido y más fácil para ellos. Si usted está ahora en un punto en el que nada en su vida tiene sentido, siga confiando en Dios. Una de las lecciones que he aprendido a través de los años es la siguiente: No existe tal cosa como confiar en Dios sin recibir respuestas. Mientras Dios nos esté capacitando para confiar, siempre nos encontraremos ante cosas que simplemente no entendemos. 

He aprendido que cuando el cielo está en silencio, debo mantenerme ocupada haciendo aquello que Dios me pidió que hiciera y simplemente seguir confiando en Él. Dios hace que todas las piezas de nuestras vidas trabajen conjuntamente para cumplir sus propósitos, aun cuando no vemos la provisión del mañana. Pero recordemos que las respuestas del mañana por lo general no llegan sino hasta mañana.

Debemos determinar confiar en Dios aun cuando no entendamos lo que está pasando en nuestras vidas. Medite en la Palabra de Dios para usted: “Porque nosotros [los cristianos] somos la circuncisión, los que en espíritu servimos a Dios y nos gloriamos en Cristo Jesús, no teniendo confianza [en lo que somos] en la carne” (Filipenses 3:3). “Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en Él, este lleva mucho [abundante] fruto; porque separados de mí [de esa unión vital] nada podéis hacer” (Juan 15:5).

—Tomado del libro El poder de la determinación por Joyce Meyer. Publicado por Casa Creación. Usado con permiso.

Use Desktop Layout
VIDA CRISTIANA

Boletínes de Vida Cristiana

Mantente en contacto con las noticias, los bloggers y los artículos que usted disfruta.