Mientras la sociedad le da énfasis a la belleza física, es la mujer interior la que debe considerarse genuinamente hermosa.
La verdadera belleza emana de adentro. Una mujer saludable y radiante desafía la edad. Como un testimonio y reflejo de nuestra autoestima, belleza interior y vitalidad, la verdadera belleza es el resultado de la vitalidad, el equilibrio, la salud y la felicidad interior. Una nutrición óptima, los ejercicios para liberar el estrés y una mentalidad positiva son los requisitos que se deben llevar a cabo en el continuo viaje hacia un equilibrio total. Un cuerpo equilibrado y un espíritu hermoso son mejores que el mejor de los cosméticos o la mejor cirugía. 

Con una nutrición apropiada, descanso, relajación y ejercicio, usted puede mantener a través de toda su vida un cuerpo equilibrado, saludable y juvenil. Puede hacer que sus ojos resplandezcan; obtener una piel libre de arrugas y con elasticidad; tener un cutis suave; y que la piel de su rostro sea firme. Muchas mujeres famosas en la historia se dieron a conocer por su belleza aun cuando estaban entradas en años. Ellas se percataron de cuánto levanta el espíritu —no sólo a ellas, sino también a las personas a su alrededor— el trabajar metódicamente para lograr una salud y belleza radiantes a cualquier edad. Con frecuencia, usaron productos de belleza naturales, aceites exóticos, faciales y baños aromáticos. No se alimentaban en exceso ni fumaban. Además, evitaban tomar alcohol y exponerse demasiado al sol. Sabían que era importante tratar el estreñimiento de inmediato con hierbas o fibras, para eliminar las toxinas de su cuerpo lo antes posible.

Pecados para la piel

Fumar. Fumar es lo más dañino que le puede hacer a su piel, a ello le sigue la exposición al sol. La nicotina en los cigarrillos constriñe los vasos sanguíneos en la cara, lo que hace que la piel se vea gris o amarillenta. A eso, se añade el acetal­dehído, lo cual ataca la fibra en la piel que la mantiene firme. Al final, ocurre una reacción química, en la cual se crea una proteína que destruye el colágeno y la elastina. Considere el constante arrugamiento de los ojos por la irritación que provoca fumar y el fruncimiento de los labios, ¡y tendrá todos los ingredientes para lucir diez años más avejentada que una mujer que no fuma!

La buena noticia es que dejar de fumar antes de los treinta años de edad hace que su cuerpo regrese al nivel de un no fumador dentro de diez años, y eso incluye su piel también. Fumar consume el oxígeno en la piel que nutre el cerebro y ayuda a prevenir las enfermedades. Cada cigarrillo le quita ocho minutos de vida; un paquete al día le quita un mes; y dos paquetes le quitan de diez a doce años de vida. Además, los cigarrillos contienen más de cuatro mil venenos conocidos. Quizás le interese saber que una gota de ácido nicotínico tiene la capacidad de matar a un hombre.

Sol. Nada envejece más y perjudica el colágeno y la elastina más rápido (en tres minutos cuando el sol está en su punto máximo) que la exposición al sol. La buena noticia es que usted puede prevenir el daño que hace el sol al usar filtro solar cada vez que sale de su casa. Debe usar al menos el de factor 15 (SPF 15). Use de 30 si usted es golfista o pasa tiempo en la playa. El filtro solar no sólo protege de los efectos dañinos del sol en el futuro, sino que también ayuda a revertir daños pasados. Con protección, su piel tiene la oportunidad de repararse por sí misma. Manténgase cubierta o completamente fuera de la exposición al sol entre las once de la mañana y las tres de la tarde.

Alcohol. El alcohol dilata los vasos sanguíneos, lo que conduce a la rotura de venas. Al igual que los cigarrillos, el alcohol contiene acetal­dehído, lo cual ataca las fibras de la piel, y reduce la elasticidad y la firmeza. Además, el alcohol le roba vitamina C al cuerpo, un nutriente clave para una piel saludable.

Falta de sueño. Considero que dormir es la mejor vitamina de belleza en el mundo entero. En la noche, es cuando el cuerpo se repara por sí mismo. Esto incluye su piel. El colágeno y la elastina se reemplazan y se forman células nuevas. Así, borra la exposición al sol y las toxinas ambientales de días anteriores. Su piel es más absorbente y receptiva en la noche, de manera que es el momento perfecto para hidratar y aplicar tratamientos vitamínicos de interés. La falta de sueño reduce estos beneficios, dejándola con ojeras oscuras, hinchazón, color amarillento y hasta espinillas.

Estrés. El estrés aumenta los niveles de hormonas suprarrenales, como la testosterona, lo cual puede provocar acné. Las hormonas del estrés también pueden estimular que su fluido de sangre no se dirija a sus extremidades y órganos vitales, lo que deja a su piel pidiendo a gritos los nutrientes que necesita. Cuando está estresada, es más difícil poder reparar su cutis con cuidados de la piel. La piel estresada simplemente no responde ni absorbe tan bien a los tratamientos de la piel como lo hace una piel relajada. Practique la respiración profunda y con el diafragma, haga ejercicios o dese un baño con aceite esencial de lavanda, lo cual le ayuda a relajar su cuerpo, mente y espíritu.

Falta de ejercicio. Ejercitarse estimula el oxígeno en la sangre y, por consiguiente, mejora el tono de la piel. Hacer ejercicios aumenta la tolerancia al estrés y ayuda a dormir, lo cual también estimula la salud de la piel. Para la salud de una piel óptima, trate de hacer tres sets de 20 minutos cada semana. Trate el ciclismo, el caminar, la natación y el correr, si sus articulaciones están saludables.

Cafeína. Por cada taza de café que usted se toma, necesita tres tazas de agua para procesarla por el sistema. Es muy deshidratante para la piel. Además, la cafeína aumenta sus niveles de hormonas del estrés, lo cual puede provocar una piel poco saludable.

Cuidado de la piel

En el mundo de hoy, la industria del cuidado de la piel y la cirugía plástica está en crecimiento, y se ha convertido en una de las más grandes y lucrativas en los EE.UU. Al igual que las mujeres de antaño, estamos en la constante búsqueda del producto botánico, de liposomas, antio­xidantes, exfoliadores e hidratantes más reciente en el mercado que nos hagan lucir más hermosas con una piel visiblemente joven y tersa.

El hecho vigente es que aun en nuestra generación moderna, la piel hermosa es mucho más que lo que se ve a simple vista. Sí, están los lunchtime peelings (descamaciones), la microdermabrasión, los resurfacing con láser, y otras técnicas para suavizar y eliminar las arrugas, pero sin duda que una piel hermosa sigue siendo el resultado de un cuerpo saludable y libre de toxinas.

Existen muchos factores que entran en juego cuando se trata de tener una piel sensacional. ¿Por qué será que algunas mujeres pueden ir a la farmacia de la esquina y usar un humectante económico que quizás estuvo en venta esa semana, y tener una piel maravillosa llena de luminosidad, textura aterciopelada y tono perfecto, mientras otras sólo van a almacenes de renombre a comprar los productos de cuidado de la piel de mejor calidad, y aún así están insatisfechas con su cutis?

La respuesta es simple, aunque a la vez compleja, en cuanto a todos los sistemas del cuerpo que desempeñan una función para tener una piel hermosa. La piel es el órgano más grande del cuerpo, y recibe grandes beneficios de un sistema circulatorio rico en enzimas. La piel bien enriquecida en oxígeno y nutrientes de alta calidad siempre se verá suave, firme y aterciopelada.

Las enzimas son los catalíticos digestivos que ponen a disposición de la sangre los nutrientes que viajan por cada célula del cuerpo. Para alimentar, desintoxicar, retrasar el proceso de envejecimiento, oxigenar y estimular el sistema circulatorio, tiene que hacer una prioridad el hecho de suplirse con enzimas al llegar a la mediana edad. La piel necesita una nutrición cons­tante y continua desde adentro que sólo las enzi­mas pueden suplir. Una vez se implanta un tratamiento con enzimas, muchas mujeres notan que las condiciones de la piel que tenían desde hacía tiempo, comienzan a desaparecer luego de apenas unos catorce días de terapia.

La meta que debe tener presente en cuanto a las enzimas digestivas que use con cada comida, es que se asegure que vengan de una planta. La fórmula debe contener lo siguiente: amilasa, lipasa, proteasa, celulasa, lactosa, maltosa y sucrosa. Debe tomarse con la comida o entre comidas. Existen varias enzimas que embellecen la piel. Algunas de ellas son:

 

  • Proteasa: Separa las proteínas que alimentan las células de la dermis; también mejora la distribución de todos los nutrien­tes a toda la piel.
  • Amilasa: Tiende a reducir la inflamación en la piel.
  • Lipasa: Mantiene las células llenas, lo que reduce el arrugamiento.
  • Celulasa: Separa la fibra y le da acceso a los nutrientes a la piel.

    Cuando somos jóvenes, la piel es tersa, ágil y resplandeciente. Tener una piel hermosa es algo natural durante la juventud. A medida que vamos envejeciendo, contar con una piel bonita es la recompensa por cuidar apropiadamente de nuestro cuerpo. La piel es el barómetro que refleja lo que nos está sucediendo internamente. Hoy en día, la industria del cuidado de la piel es un gran negocio, ya que los nacidos luego de la Segunda Guerra Mundial ansiosamente buscan la manera de evitar las señales del envejecimiento. Factores como: el estrés, la exposición excesiva al sol, los fallos en el hígado, la reducción de hormonas, el fumar, el alcohol, el azúcar, la comida frita, la cafeína y la mala circulación contribuyen a la condición de nuestra piel. Las marcas de la edad, las arrugas, la piel reseca, los tonos de piel desiguales, el cutis amarillento y el acné, son el resultado de cómo nuestro sistema maneja los desperdicios. Un daño en las radicales libres es el mayor causante de una piel poco saludable.

    Para una piel sana y resplandeciente, comience a dar ciertos pasos sencillos que le beneficiarán grandemente.

    Terapia dietética para el cuidado de la piel:

     

  • Tome mucha agua, de ocho a diez vasos diarios (un galón diario).
  • Agréguele limón fresco para obtener más beneficios.
  • Tómese un cóctel de dos onzas de jugo de remolacha, tres onzas de jugos de zanahoria y tres onzas de jugo de pepinillo.
  • Evite el azúcar, la cafeína y las carnes rojas para impedir la deshidratación.
  • Ingiera frutas frescas y vegetales todos los días, pues las frutas son limpiadores maravillosos.

    Terapia del cuerpo

     

  • Reduzca o prevenga las arrugas con frotar cáscaras de lechosa (papaya) en su rostro. (Los estudios demuestran que la papaina resulta ser la enzima que exfolia la piel.).
  • Practique la respiración profunda.
  • Controle el estrés.
  • Masajéese con aceite de almendras, ajonjolí o germen de trigo para suavizar su piel.
  • Hidrátese inmediatamente después de bañarse.
  • Frótese jugo de limón en las manchas de la vejez o use crema hidroquinona de dos por ciento para reducir o desteñir las manchas de la edad.
  • Limite la exposición al sol, use siempre protector solar con filtro número quince o más alto para prevenir que se oscurezcan las manchas de la edad.

    Los tres grandes de la belleza:

     

  • Desintoxicarse y comer saludable.
  • Hidratarse y tomar mucha agua.
  • Protegerse usando filtro solar y limitar la exposición al sol.

    Beneficios de belleza de la naturaleza

    El jugo de sandía es rico en sílice, lo cual ayuda al colágeno, y reduce la piel arrugada y seca. La condición de su piel puede ser lo primero que le avise la necesidad de un tratamiento de desintoxicación. Si su colon acumula toxinas y su hígado no filtra los desperdicios y las impurezas que vienen del tracto digestivo, su piel le dará una clara señal como: sarpullido, acné, inflamación purulenta, tono de piel desigual, dermatitis y picazón en la piel. Después de la desintoxicación, su piel resplandecerá, y los problemas de la piel se reducirán o desaparecerán.

    La belleza se determina según con el cristal con que se mire. La belleza interior atrae a todos. La Biblia nos dice que vayamos más allá del "atavío externo" y que la belleza sea "el yo interno, el del corazón" (I Pedro 3:4).


    Dra. Janet Maccaro posee doctorados en nutrición y sanidad natural. Es oradora, una personalidad de la radio y televisión, y la autora del libro Equilibrio natural para el cuer­po de la mujer, de donde se extrajo este artículo. Usado con permiso de la editorial Casa Creación.

     

  • Use Desktop Layout
    VIDA CRISTIANA

    Boletínes de Vida Cristiana

    Mantente en contacto con las noticias, los bloggers y los artículos que usted disfruta.