barrierTu verdadero linaje y herencia dice que no naciste para vivir subyugado por los problemas, sino para reinar sobre ellos y correr en la pista diseñada exclusivamente para los campeones. Es ahí donde se demuestra todo el potencial que hay en tu casta. Es ahí donde todo tu potencial será evidente. Los problemas y las malas circunstancias no son tu verdadero destino; son apenas estaciones momentáneas para aprender, crecer, madurar y corregir actitudes, pero no es tu destino final.

Muchas personas, sin embargo, prefieren quedarse ancladas en las dificultades antes que salir e ir a demostrar lo que son y el linaje que las habita. Lo hacen porque ya se han acostumbrado tanto a vivir entre el deseo y la frustración y entre la estrechez que imponen los problemas que sienten que no vale la pena hacer ningún esfuerzo por sobreponerse y demostrar lo que son. Pero no comprenden que el tiempo pasa, que las oportunidades vienen y se van y que están perdiendo el mejor momento de sus vidas para hacer historia, para dejar una huella y un legado.

Es cierto que hay sangre real corriendo por tus venas y que sobre tu vida está la marca del Creador como garantía de que eres vencedor; pero si no decides actuar de acuerdo con tu condición y en cambio prefieres conformarte con las dificultades del presente, tu tiempo pasará y no habrá victoria para ti, y por consiguiente, tampoco herencia ni destino. Otro arrebatará tu lugar, tus galardones, tu podio y tu honra. Ese no es el propósito de Dios, ni creo que tampoco sea lo que quieres para tu vida. Sin embargo, las oportunidades no siempre estarán disponibles. No rehúses salir de tu zona de comodidad para demostrar el linaje que te encarna. Debes pensarlo seriamente y reflexionar sobre cómo estás asumiendo tu condición y si estás viviendo según el propósito y diseño de Dios para tu vida o de acuerdo con la imposición y las amenazas de las circunstancias externas.

A pesar de que fuimos creados para soñar, conquistar y desarrollar nuestro máximo potencial, muchos prefieren acomodarse y vivir en el conformismo. Con lo que tienen están tranquilos y satisfechos. Para ellos sobrevivir es ya una victoria demasiado grande. Aspirar a más es una angustia innecesaria. Prefieren conformarse con ese espacio reducido que les provee las condiciones agotadoras de su estilo de vida que salir del conformismo y conquistar su verdadera realidad.

La causa por la cual muchos individuos no alcanzan a avizorar ningún nivel de éxito en sus vidas o un nivel de plenitud más acorde con su verdadera condición de campeones es la mentalidad conformista. La verdadera razón que explica por qué hay tanta pobreza social, tanta haraganería deambulando por las calles, tantas necesidades no cubiertas y tantos individuos exigiendo tanto del Gobierno y aportando tan poco, es la mentalidad conformista, la cual consiste en vivir dentro de unos límites mentales que impiden proyectarse a nuevas dimensiones, a ser más osado y atrevido, a crear y desarrollar formas y estrategias para el crecimiento personal, para alcanzar el verdadero potencial y conquistar sueños y propósitos.

La gente siempre anda buscando explicaciones sobre por qué su vida no progresa lo suficiente y por qué sus planes no salen como pretende. Se excusa diciendo que el Gobierno es malo y no crea oportunidades para el pueblo, se queja de la mala educación de las instituciones académicas, acusa a las multinacionales de no producir verdaderas condiciones para generar empleo, reniega de los políticos porque al fin de cuentas deberían ser ellos quienes mejoren nuestro nivel de vida, pues “para eso votamos por ellos”.

Dios, el Rey de Reyes, es tu padre y tu sustentador. Ya es tiempo de que esa verdad sea el modelo de tus acciones y la fuerza que te inspire a salir de los límites que trazan las circunstancias de tu pasado o tu presente.

—Tomado del libro Vida imparable por la Jhon Milton Rodríguez. Publicado por Casa Creación. Usado con permiso.

Use Desktop Layout
VIDA CRISTIANA

Boletínes de Vida Cristiana

Mantente en contacto con las noticias, los bloggers y los artículos que usted disfruta.