barrierCon frecuencia algunas personas se acercan a pedirme consejos y oración, pero cuando les digo lo que la Palabra de Dios dice o lo que yo creo que el Espíritu Santo está diciendo, su respuesta es: “Sé que eso es así, Dios me ha estado mostrando la misma cosa. Pero, Joyce, es demasiado difícil”. Esta es una de las excusas que más comúnmente escucho. 

Cuando comencé en mi vida a buscar en la Palabra de Dios la forma en que debía vivir y comportarme, y a compararlo con lo que yo era en ese momento, también dije: “Quiero hacer las cosas como Dios dice, pero es tan difícil”. Dios en su gracia me mostró que esto es una mentira que el enemigo trata de inyectar en nuestras mentes para que nos demos por vencidos. Los mandamientos de Dios no son demasiado difíciles. 

Vivir en obediencia a Dios no es tan difícil, pues Él ha dado su Espíritu para obrar poderosamente en nosotros y ayudarnos en todo lo que Él demanda de nosotros (Jn. 14:16). Él está en nosotros y con nosotros todo el tiempo para que podamos hacer lo que no podemos hacer, ¡y lograr con facilidad lo que sin Él sería difícil! Las cosas se ponen difíciles cuando tratamos de hacerlas por nosotros mismos, sin apoyarnos ni confiar en la gracia de Dios.

La Palabra de Dios para usted: “Luego que Faraón dejó ir al pueblo, Dios no los llevó por el camino de la tierra de los filisteos, que estaba cerca; porque dijo Dios: Para que no se arrepienta el pueblo cuando vea la guerra, y se vuelva a Egipto” (Éxodo 13:17).

“No os ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana; pero fiel es Dios, que no os dejará ser tentados más de lo que podéis resistir, sino que dará también juntamente con la tentación la salida, para que podáis soportar” (1 Corintios 10:13).

Dios dirigió a los hijos de Israel por una ruta más larga y mucho más difícil en el desierto, porque sabía que aún no estaban listos para las batallas que enfrentarían al tomar posesión de la Tierra Prometida. Tenía que hacer una obra en sus vidas primero, enseñándoles quiénes eran y que no podía depender de sí mismos.

Nosotros podemos estar seguros que dondequiera que Dios nos lleve nos sostendrá. Él nunca permitirá que nos vengan pruebas más duras de las que podamos soportar. No tenemos que vivir en una lucha constante si aprendemos a apoyarnos en Él continuamente para conseguir las fuerzas que necesitamos. 

Si usted sabe que Dios le ha pedido que haga algo, no dé marcha atrás porque le parezca difícil. Cuando las cosas se ponen difíciles, debemos pasar más tiempo con Él, apoyarnos más en Él, y recibir más gracia de Él (Heb. 4:16). La gracia es el poder de Dios derramado sobre nosotros sin costo alguno, mediante el cual Él hace a través de nosotros lo que no podemos hacer por nosotros mismos. 

Dios sabe que el camino más fácil no siempre es el mejor para nosotros. Es por eso que es tan importante que no nos desanimemos, que no nos cansemos, ni que desmayemos. Satanás sabe que si nos puede derrotar mentalmente, destruirá nuestra experiencia.

 La Palabra de Dios para usted: “Y mirándolos Jesús, les dijo: Para los hombres esto es imposible; mas para Dios todo es posible” (Mateo 19:26).

Muchas personas que conozco quieren comenzar su vida cristiana en un punto A, parpadear dos veces, y estar en el punto Z. Muchos se sienten frustrados por no conocer sus dones o lo que Dios les ha llamado a hacer con su vida. Algunos tienen tanto miedo de fallar y cometer errores que se estancan. 

Todos tenemos un potencial no desarrollado, pero nunca lo veremos manifestarse hasta que creamos que podemos hacer lo que Dios dice que podemos hacer en su Palabra. A menos que demos el paso de fe, creyendo que con Dios nada es imposible, Él no podrá realizar la obra que quiere hacer en nosotros para desarrollar nuestro potencial. Él requiere de nuestra cooperación y buena voluntad a través de la determinación, la obediencia y el trabajo constante, para desarrollar lo que Él ha puesto en nosotros. 

Nadie puede tomar la determinación por nosotros. Tiene que ser nuestra determinación. Si no lo hacemos, el enemigo nos robará todo lo que tenemos. Así que hagamos algo con nuestro potencial. Jamás sabremos de qué somos capaces si no lo intentamos. Salgamos de la rutina. Emprendamos aquello que Dios nos está pidiendo que hagamos, y descubriremos lo que realmente podemos hacer.

La Palabra de Dios para usted: “No nos cansemos, pues, de hacer bien; porque a su tiempo segaremos, si no desmayamos” (Gálatas 6:9).

Cansarse y desmayar significa darnos por vencidos mentalmente. El Espíritu Santo nos insta a no claudicar en nuestra mente, ya que si permanecemos firmes, finalmente cosecharemos. 

Fijémonos en Jesús. Inmediatamente después de ser bautizado y lleno del Espíritu Santo, fue llevado al desierto para ser tentado y probado por el enemigo. Sin embargo, no se quejó ni se desanimó o deprimió. No habló negativamente ni se sintió confundido preguntándose por qué le estaba ocurriendo todo eso. Sobrellevó cada prueba victoriosamente (Lc. 4:1-13). 

¿Se imagina a Jesús viajando por todo el país, conversando con sus discípulos sobre cuán difícil era todo? ¿Puede usted imaginarlo discutiendo sobre cuán difícil sería la cruz o sobre cuánto temor sentía por las cosas venideras, o lo frustrante que era no tener un techo sobre su cabeza o una cama para dormir por las noches? 

Jesús tomaba su poder del Padre celestial y así logró la victoria. Hoy, su Espíritu mora en nosotros y disponemos de su poder para poder enfrentar lo que nos toque. Usted y yo tenemos la mente de Cristo, y podemos manejar situaciones de la vida tal como Él lo hizo, manteniendo una “mentalidad de victoria” en lugar de una “mentalidad de renuncia”.

La Palabra de Dios para usted: “Puesto que Cristo ha padecido por nosotros en la carne, vosotros también armaos del mismo pensamiento; pues quien ha padecido en la carne, terminó con el pecado,  para no vivir el tiempo que resta en la carne, conforme a las concupiscencias de los hombres, sino conforme a la voluntad de Dios” (1 Pedro 4: 1-2).

―Tomado del libro por El poder de la determinación de Joyce Meyer. Publicado por Casa Creación. Usado con permiso.

Use Desktop Layout
VIDA CRISTIANA

Boletínes de Vida Cristiana

Mantente en contacto con las noticias, los bloggers y los artículos que usted disfruta.