common senseSi usted quiere lograr grandes cosas, también es necesario concentrar su pensamiento en desarrollar su sueño. Un ingenio dijo: “Demasiadas mentes son como el plancton, una pequeña planta de mar que va dondequiera que la corriente la lleva”. Si usted no está seguro de su sueño, dedique su tiempo de pensamiento concentrado para descubrirlo. Si su pensamiento regresa a algo en particular en repetidas ocasiones, es posible que pueda descubrir su sueño ahí. Dele más tiempo de pensamiento concentrado y vea qué sucede. Una vez encuentre su sueño, siga adelante sin titubear. Tome el consejo de Satchel Paige: “No mire hacia atrás, algo podría estarle ganando terreno”.

Cuanto más joven sea, es más probable que le dé su atención a muchas cosas. Y eso está bien, porque cuando se es joven todavía está conociéndose a sí mismo, sus fortalezas y debilidades. Si usted concentra su pensamiento en una sola cosa y sus aspiraciones cambian, habrá desperdiciado su mejor energía mental. A medida que envejece y adquiere más experiencia, la necesidad de concentración se vuelve más crítica. Mientras más lejos y más alto vaya, más concentrado podrá, y deberá, ser.

Una vez que tenga una idea de lo que debería estar pensando, debe decidir cómo concentrarse mejor en ello. Comience por eliminar las distracciones. ¿Cómo lo hace? En primer lugar, manteniendo la disciplina de practicar sus prioridades. No haga primero lo fácil ni lo difícil ni lo urgente. Haga primero lo que es primero: las actividades que le dan el mayor rendimiento. De esa manera, usted mantiene las distracciones al mínimo.

En segundo lugar, aíslese de las distracciones. He encontrado que necesito bloques de tiempo para pensar sin interrupciones. He dominado el arte de hacerme a mí mismo no disponible, cuando me es necesario, y salir a mi “lugar para pensar” donde puedo trabajar sin interrupciones. Sin embargo, siempre estoy consciente de la tensión que existe entre mi necesidad de permanecer accesible a los demás como líder y mi necesidad de apartarme de ellos para pensar. Mi consejo para usted es que valorice y le dé atención a ambos. Si su tendencia natural es a aislarse, asegúrese de pasar más tiempo entre las personas. Si usted está siempre ocupado, retírese periódicamente para que pueda liberar el potencial del pensamiento concentrado. Y dondequiera que esté… ¡esté ahí!

Para enfocarse mejor en lo que debe pensar, dedique tiempo al pensamiento concentrado. Debido al ritmo tan acelerado de nuestra cultura, las personas tienden a realizar múltiples tareas. Pero el cambio de una tarea a otra puede costarle hasta un 40 por ciento de eficiencia. Concéntrese en una tarea a la vez, y reserve su mejor tiempo para pensar y sus energías en su prioridad número uno. Ponga en espera aquello que no es productivo y le consume tiempo para que pueda crear el tiempo para pensar.

Otra manera que le ayuda a enfocarse en las cosas que son importantes es mantener frente a usted los asuntos que requieren concentración. Una manera en que yo lo hago es pidiéndole a mi asistente que me mantenga las cosas de mayor prioridad frente a mí. Si algún asunto necesita atención o requiere una decisión, que aún no he aterrizado, le pido que me lo mencione continuamente, que me pregunte al respecto, y me provea más información en referencia al mismo. Si estoy trabajando en una presentación o en el esbozo de un libro, mantengo un archivo o una página en mi escritorio para verlo todos los días mientras trabajo. Esa estrategia me ha ayudado exitosamente durante cuarenta años para estimular y afinar mis ideas.

Recuerde lo que dijo el filósofo británico James Allen: Serás tan pequeño como el deseo que te controle y tan grande como la  aspiración que te domine.

―Tomado del libro Impulse su pensamiento por John Maxwell. Publicado por Casa Creación. Usado con permiso.

Use Desktop Layout
VIDA CRISTIANA

Boletínes de Vida Cristiana

Mantente en contacto con las noticias, los bloggers y los artículos que usted disfruta.