loveDios es un Dios de propósitos, y cuando Él se propone algo, lo logra. Jesús tenía un propósito. Él dijo que había venido al mundo para que tuviéramos vida, y para destruir las obras del diablo (Jn. 10:10; 1 Jn. 3:8).

Demasiados cristianos carecen de propósito y se sienten inútiles y poco valiosos. Dios quiere que todos nos regocijemos en nosotros mismos y en la vida que Él nos ha dado. Pero en cuanto a nuestro propósito específico, este puede variar de persona a persona, y de una época de la vida a otra.

Sea lo que sea que hagamos, debemos hacerlo con un propósito. No amamos porque tenemos ganas de hacerlo, lo hacemos porque nos hemos propuesto amar a los demás. Lo mismo ocurre con los dones, la misericordia, la amabilidad, o nuestra intención de caminar en el Espíritu. El amor, el gozo, la paz, la paciencia, la bondad, la generosidad y todos los demás frutos del Espíritu, son para nuestro disfrute y para compartir con nuestros semejantes, si lo hacemos con ese propósito. Hacemos estas cosas, no necesariamente porque tenemos ganas de hacerlas, sino porque hemos sido llamados a hacerlas.

Si queremos tener una vida positiva, debemos proponernos ser positivos, porque el diablo tratará de detenernos cien veces al día.

La Palabra de Dios para usted: “Pero María guardaba todas estas cosas, meditándolas en su corazón” (Lucas 2:19).

Dios no quiere que tengamos un corazón que busque razones, ni que tratemos de entender todo en la vida. Pero sí quiere que reflexionemos.

Podemos darnos cuenta cuando pasamos de la reflexión al razonamiento por la confusión que experimentamos. Si estamos confundidos, no estamos reflexionando en nuestros corazones, sino razonando en nuestra mente.

A María le estaban pasando cosas bastante graves. Era solo una chiquilla dulce que amaba a Dios, cuando el ángel del Señor se le apareció y le dijo que se iba a convertir en la madre del Hijo de Dios. Sea lo que sea que María sintió o pensó, ella lo controló, porque le dijo al ángel: “Que se haga en mí según la Palabra de Dios”.

Cuando Dios nos dice algo, muchas veces debemos reservárnoslo. Si nos dice cosas que realmente no entendemos, cosas que parecen no tener sentido, necesitamos reflexionar un poco antes de acudir a otros por consejo. Debemos quedarnos callados y pedirle a Dios que nos lo aclare en nuestro corazón.

Cuando Dios nos llama a hacer algo, también nos da la fe para hacerlo.

La Palabra de Dios para usted: “Entonces se le acercó Pedro y le dijo: Señor, ¿cuántas veces perdonaré a mi hermano que peque contra mí? ¿Hasta siete? Jesús le dijo: No te digo hasta siete, sino aun hasta setenta veces siete” (Mateo 18: 21-22).

No sé a usted, pero a mí me encanta que Dios no tiene límites a la hora de perdonar. Nosotros estamos dispuestos a seguir pidiendo más y más perdón de parte de Dios, pero es increíble lo poco dispuesto que estamos a perdonar a los demás. Aceptamos su misericordia ilimitada, pero es sorprendente cuan rígidos, legalistas e inmisericordes podemos llegar a ser con los demás. No obstante, el Señor nos dice sin rodeos que si no perdonamos a otros, Dios no nos perdonará.

En conclusión, si queremos llevarnos bien con los demás y tener una actitud positiva en la vida tenemos que perdonar, y mucho. Nos hacemos daño y somos infelices cuando albergamos amargura, resentimientos y soberbia hacia otra persona. Eso es exactamente a lo que el diablo nos quiere mantener atados.

No podemos ser soberbios y a la vez tener la unción y el poder de Dios en nuestras vidas. No podemos tener relaciones conflictivas y aun así tener el poder positivo de Dios obrando en nosotros.

Las capacidades que Dios nos da nos ayudan a hacer fácilmente lo que de otra manera sería difícil.

La Palabra de Dios para usted: “Entonces una mujer llamada Lidia, vendedora de púrpura, de la ciudad de Tiatira, que adoraba a Dios, estaba oyendo; y el Señor abrió el corazón de ella para que estuviese atenta a lo que Pablo decía” (Hechos 16:14).

 

—Tomado del libro El poder de ser positivo por Joyce Meyer. Publicado por Casa Creación. Usado con permiso.

Use Desktop Layout
VIDA CRISTIANA

Boletínes de Vida Cristiana

Mantente en contacto con las noticias, los bloggers y los artículos que usted disfruta.