El dueño de una librería cristiana, Shi Weihan, fue sentenciado en China a tres años de cárcel por imprimir y regalar Biblias. A Weihan, de 38 años de edad, quien también dirigía una iglesia que se reúne en casas, una corte de Pekín lo declaró culpable de realizar "operaciones comerciales ilegales".

Según un portavoz del acusado, la librería operaba legalmente y sólo se vendían libros que el gobierno autorizaba. Dicha fuente aclaró que la compañía de Weihan, Holy Spirit Trading Co. sí imprimía literatura cristiana y Biblias sin autorización, pero era material que sólo se distribuía en las iglesias casas locales.

Aparte de los 36 meses de prisión, Weihan recibió una multa de 150,000 yuan (alrededor de US$22,000) por haber publicado y regalado Biblias.

Otras seis personas no identificadas también recibieron condenas similares a la de Weihan.

Los abogados de Weihan solicitaron al tribunal libertad condicional médica para su cliente, ya que padece de diabetes, pero la petición fue denegada.

Fuentes cercanas a la familia de Weihan, quien tiene dos hijas, de 12 y 8 años, informaron que su esposa, Zhang Jing, es la que ahora dirige la iglesia.

Fuentes: Compassdirect.org y protestantedigital.com
Use Desktop Layout
VIDA CRISTIANA

Boletínes de Vida Cristiana

Mantente en contacto con las noticias, los bloggers y los artículos que usted disfruta.