Estudio refleja la expansión del cristianismo en Japón


Una reciente encuesta Gallup señala que el cuatro por ciento de los 127 millones de residentes de Japón y el siete por ciento de sus adolescentes, profesan la religión cristiana. Este dato descarta la presunción que existe hace un tiempo de que en Japón rechazan el cristianismo por ser un país muy arraigado a su cultura, la cual sólo profesa mayormente el budismo, además de la religión autóctona japonesa conocida como el shinto.

El estudio, uno de los más extensos que se haya hecho jamás en el país, refleja un por ciento más alto de cristianos en comparación con los resultados de encuestas anteriores. Algunos estimados son tan bajos como de 0.7 por ciento.

La Organización Gallup realizó dicha encuesta en el 2001 en conjunto con la American Trademark Research (ATR) y el MJM Group para un documental titulado: Japan: Searching for the Dream (Japón: En búsqueda de un sueño), el cual está pautado para salir a finales de este año.

"En mis 50 años de estar haciendo encuestas, no ha habido un estudio que yo considere tan importante como este, ya que nos permite comprender mejor esta fascinante cultura", manifestó George Gallup, hijo.

Del 30 por ciento de los adultos que alegan tener una religión, 12 por ciento dijo que son cristianos, 19 por ciento shintoistas y 75 por ciento budistas. Del 20 por ciento de la juventud que profesa tener una religión, el 36 por ciento dijo que pertenecía al cristianismo, aunque seguía practicando el shinto, esto es un tipo de animismo, y el 60 por ciento se catalogó de budistas.

El director de proyectos de ATR, Bill McKay, señaló que varios de los encuestados alegaron estar afiliados a más de una religión, dado el aferramiento cultural al shinto y el budismo. Él también señaló que algunos de los que profesan el cristianismo, en realidad, son "precristianos", lo que quiere decir que están explorando la fe, pero todavía tienen que hacer una genuina decisión de fe en Cristo.

Aun así, dice que el estudio debe animar a aquellos que desean evangelizar a Japón. "Pienso que lo que en realidad me asombró, fue la total disponibilidad para presentar asuntos personales y privados, lo cual me indica que la cosecha está madura", manifestó el director Bill McKay. "Si podemos diseñar con eficacia nuevas ideas que toquen aquellas áreas de necesidad, pienso que Japón se convertirá en uno de los grandes países cristianos del siglo 21", añadió. "Pero la tarea conlleva que el creyente piense 'sin ponerse límites' y se atreva a implementar nuevas ideas que vayan a la par con donde se encuentre la persona a la que le va a ministrar."

Sin embargo, los observadores dicen que el aferramiento al budismo quizás no sea tan fuerte como muestran las estadísticas. Los japoneses cristianos dicen que muchos de los que profesan el budismo en realidad no lo practican. Minutos después de visitar un santuario en Tokio, la joven Kikue Nimura, de 27 años de edad, señaló haber orado en el santuario por "un si acaso", "para mantener alejadas las cosas malas".

La joven dice que muchos de los japoneses manifiestan que son budistas, porque piensan que eso es lo que hacen los japoneses. "Muchas personas van a los santuarios cuando están viajando o quizás en días feriados nacionales, pero más bien es por cuestión de hábito", le recalcó a Vida Cristiana.

Mitsugu Matsumoto, de 49 años y el pastor de una iglesia en el sur de Japón, dijo que había notado que muchos jóvenes adultos no hacen altares en sus hogares para Buda ni tampoco son presionados por sus padres para hacerlos. Matsumoto piensa que los jóvenes adultos se han abierto más al evangelio, pero no a rituales ni a la adoración de ídolos, porque se han desilusionado con el materialismo.

Aiko Kato, de 28 años de edad y quien ha estado considerando el cristianismo desde que se hizo amigo de un misionero cristiano en Japón, expresó que se ha impresionado por la estabilidad emocional que ha visto en muchos cristianos a través de los años.

"Los cristianos que conozco son estables en sus decisiones y emociones, pero los jóvenes en Japón se están dando por vencidos con la vida. Algunos no van a la escuela ni trabajan, porque no creen en nada", manifestó ella. "Sus padres nunca les enseñaron sobre religión, y son tan inestables en sus emociones y creencias como sus hijos."

La encuesta Gallup reveló que muchos adolescentes japoneses tienen un alarmante punto de vista pesimista.

En comparación, el 76 por ciento de los adolescentes estadounidenses creen que están en el mundo por una razón, pero sólo el 13 por ciento de ese grupo de adolescentes japoneses está de acuer­do con esta declaración. Un sorprendentemente elevado 11 por ciento de los adolescentes japoneses quisiera nunca haber nacido, comparado con un tres por ciento de los adolescentes de EE.UU.

Nozomi Mishina, de 21 años de edad y quien es una cristiana desde los 9 años, ha vivido en Japón toda su vida,. Mishina dice que cree que los jóvenes se están abriendo más al evangelio, porque tienen "mucho estrés en su vida y muchas heridas en sus corazones".

Pero también nota que hay pocas probabilidades para que un japonés sea expuesto a un testigo cristiano, porque "hay muy pocos cristianos alrededor de ellos" y "los cristianos en Japón, yo incluido, rara vez compartimos nuestro testimonio con otros".

Los cristianos japoneses enfrentan mucha presión cultural para mezclar el cristianismo con otras religiones, añadió Mishina. "Por ejemplo, los japoneses muchas veces visitan santuarios el día de Año Nuevo y un sepulcro durante la temporada de Bon (un festival para celebrar la llegada de los espíritus de los muertos a sus familias)", dijo el joven. "Los eventos culturales de este tipo son parte de la vida japonesa. Así es que hasta los cristianos inevitablemente participan en ellos."

Ester Liebenberg, una misionera de 57 años y oriunda de Vrendendal, Sur África, y quien ha estado laborando en Japón por 13 años, puntualizó que ella y su esposo, David, han estado orando para que vayan cristianos a Japón a ayudar en los campos que están más blancos para la siega de lo que se pensaba antes de que saliera la encuesta Gallup.

"He encontrado que muchos japoneses tienen mucha curiosidad en cuanto al cristianismo", señaló la misio­nera Liebenberg, "pero necesitan que un cristiano, luego de que se haya ganado su confianza, les presente a Jesús, y les predique de la maravilla de la salvación y lo que significa vivir en Cristo".
Renee Deloriea

anuncio
anuncio
Vuelva a la página de inicio