man thinking
anuncio
advertisement
maninawe

Vivir la vida audaz

Durante muchos años viajé como evangelista, predicaba un promedio de seis noches por semana en diferentes iglesias. Durante ese tiempo perfeccioné un repertorio básico de unos treinta sermones, que predicaba tan a menudo que si hubiera caído muerto en medio de alguno de ellos, mi esposa podría haberlos terminado por mí. Así que cuando se me pidió que fuera pastor de la iglesia Free Chapel, enfrenté el desafío de preparar tres sermones nuevos cada semana. Mi mayor temor era no poder hacerlo. ¿Tenía lo necesario para mantener la frescura, que mi congregación creciera y para edificar desde el púlpito un ministerio fuerte? En retrospectiva, veo obrar la sabiduría de Dios. Me colocó en una comunidad pequeña donde podía hacer el menor daño posible mientras seguía aprendiendo. Cada fin de semana el desafío volvía. Hacia el martes la presión empezaba a acrecentarse, a medida que se acercaba el domingo. Estudiaba hasta las 2 o 3 de la madrugada del domingo y dejaba mi oficina sintiéndome agotado e inquieto, orando: “Señor, si no me ayudas esta semana, ¡estoy hundido!”. Pero aprendí a nadar. Me convertí en lector, descubrí grandes recursos, desarrollé disciplina y hábitos de estudio sólidos, y por encima de todo, aprendí a apoyarme en Dios como nunca lo había hecho antes. Esa lección de aprender a apoyarme en Dios es la manera en que superé uno de los mayores miedos de mi vida. Fue el primer paso para vivir el concepto del que hablo en mi libro, La vida audaz. Y es la clave para que usted enfrente cualquier situación en la que se encuentre ahora.

advertisement
biblia-antique

Permanece atento

El que camina en justicia y habla lo recto el que tapa sus oídos para no oír propuestas sanguinarias; el que cierra sus ojos para no ver cosa mala; éste habitará en las alturas; fortaleza de rocas será su lugar de refugio; se le dará su pan, y sus aguas serán seguras (Isaías 33:15–16, RV60).

Es esencial que estés extremadamente alerta respecto de lo que entra en tu mente cada día. Lo que oyes afecta como piensas y lo que crees. Si quieres tener una vida con pensamientos vitalizantes pensamientos de triunfo y de prosperidad llena tus oídos con palabras que produzcan esas cosas en tu vida. Con el tiempo, si oyes algo durante suficiente tiempo, terminará por formarte una opinión, y esa opinión producirá la acción correspondiente. Es ese oír y volver a oír lo que impulsa la fe.

SuperWoman

Algo más que una heroína

Podemos decir que todos los héroes son algo más que héroes, por el simple hecho de que han asociado sus vidas a algo mucho más grande. 

Un héroe es alguien que ha dado su vida a algo mayor que sí mismo”. —Joseph Campbell 

Los héroes suelen defender causas antes que defenderse a sí mismos. El estar motivados por algo ajeno a sí mismos los lleva a ser más atrevidos, compasivos, dispuestos, responsables, y valientes. Los héroes entienden que generalmente las cosas no son tan fáciles como parecen. A los héroes no les da miedo levantarse y sobresalir. Esta característica de resaltar en medio de la normalidad los hace ver como extraordinarios. 

gods hand

Lo que significa “bueno”

Dios es de buen corazón, gentil, amable y benevolente en su intención. Recordemos que Dios también es cordial. En realidad, nosotros solo pensamos que creemos. Somos creyentes en un sentido, y confío en que creamos lo suficiente como para ser salvos y justificados por gracia. Pero no creemos con la intensidad y la intimidad que deberíamos. Si lo hiciéramos, creeríamos que Dios es un Dios cordial, que es gentil y que sus intenciones son amables y benévolas. Deberíamos creer que Dios nunca piensa algo malo sobre nadie, y jamás ha tenido un mal pensamiento sobre alguien. Ahora, todo lo que he dicho significa que Dios es bueno. Todo eso Él lo es infinitamente. ¿Por qué digo esto? Porque la infinitud es un atributo de Dios. Y es imposible que Dios sea algo pero no sea completamente, infinitamente lo que es. Es posible que el sol sea brillante, pero no infinitamente brillante porque no tiene toda la luz que hay. Es posible que una montaña sea grande pero no infinitamente grande.

advertisement
warrior

La armadura de la oración

En el último capítulo de Efesios, Pablo nos instruye acerca de que necesitamos ir a orar por otros como si estuviéramos entrando en una batalla. Tenemos que vestirnos con la armadura de la fe. Nos dice: “Por lo demás, hermanos míos, fortaleceos en el Señor, y en el poder de su fuerza. Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo. Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiendo acabado todo, estar firmes” (Efesios 6:10–11, 13).

manpraise

El mejor tipo de alabanza

Dios busca una alabanza que nazca de los tiempos de adversidad o aflicción. Algunas veces Él nos lleva a experiencias desagradables, difíciles o incluso dolorosas. Su Palabra dice que Él nos prueba en horno de aflicción (Isaías 48:10). No sé por qué, pero hay veces en que Dios nos permite a cada uno pasar por un horno de aflicción. Hay un sonido particular de adoración que solamente puede surgir cuando uno ha pasado a través de pruebas.

Use Desktop Layout
VIDA CRISTIANA